Cómo hacer chuletas de cerdo en el horno para que queden tiernas y jugosas

Escrito por sarah bourque | Traducido por frances criquet
Cocina las chuletas de cerdo en el horno luego de sellarlas en la estufa para conseguir un resultado más jugoso y dorado.

Las chuletas de cerdo gruesas y con hueso salen más jugosas que las finas y sin hueso, que se secan más fácilmente al cocinarse de más. Cuando hagas chuletas de cerdo, no necesitas comprar unas enormes de 10 o 12 onzas. unas chuletas de 3 onzas son una porción ideal, con 197 calorías y 9 gr de grasa. Si solamente puedes encontrar chuletas grandes, compra unas de 6 onzas y córtalas al medio. Una chuletas de cerdo de 3 onzas contiene 27 gr de proteína y es una buena fuente de tiamina y riboflavima.

Lava las chuletas de cerdo bajo agua corriente fría. Sécalas con toallas de papel.

Calienta el aceite de oliva en una sartén grande que pueda ir al horno sobre fuego mediano. Precalienta el horno a 350° F.

Espolvorea las chuletas por ambos lados con sal, pimienta (pepper), romero (rosemary), salvia (sage), mejorana (marjoram) y ajo en polvo.

Cocina las chuletas de cerdo durante 5 minutos de cada lado o hasta que estén bien doradas de cada lado.

Añade el vino y el jugo de manzana a la sartén. Revuelve para desglasar la sartén.

Cubre la sartén bien ajustada con papel de aluminio y colócala en el horno.

Hornea las chuletas de cerdo durante 1 hora o hasta que estén tiernas al pincharlas con tenedor. Sirve inmediatamente.

Consejo

Sirve con batatas al horno, puré de manzanas y judías verdes (green beans) al vapor para completar la comida.