Christian Taylor, saltador triple olímpico: Mi entrenamiento más difícil

Christian Taylor realizando uno de sus saltos.

Apesar de que es también un competidor de primera clase en el salto de longitud y En relevo en los 400 metros, Christian Taylor redujo sus objetivos: Ahora quiere batir el récord mundial en el salto triple. "El entrenador dice que es mejor sobresalir en uno que ser promedio en muchos", dice. Y es que el nativo de Fayatteville, Georgia lo ha hecho. La mejor marca personal de Taylor, 17.96, lo convirtió en ganador del oro en el Campeonato Mundial en Corea del Sur en el 2011. Por último, él está buscando superar el récord mundial establecido por Jonathan Edwards de 18.29 en 1995. Él espera que las multitudes de las Olimpíadas lo ayuden a acelerar. "Ese es mi combustible, mi fuente de energía", explica. "Soy un gran creyente en la alimentación de la energía de las personas que te rodean."

¿Qué es lo otro que le ayudará a volar? Un ejercicio de 2 minutos que le gusta hacer con Will Claye, un ex compañero de equipo de Taylor de la Universidad de Florida, quien también estará representando a Estados Unidos en Londres.

El ejercicio se trata de una serie de saltos que ponen a prueba la consistencia, la resistencia y la tenacidad mental. El objetivo es darle a la misma marca tantas veces como puedas. "Realmente es un entrenamiento intenso", dice Taylor. "Después del primer minuto, cuando te das cuenta realmente, simplemente estás agotado."

Ese es el tipo de poder al que él está acostumbrado para impulsarse a sí mismo hacia la cima.

"Nunca me consideraría un competidor o un atleta si no estuviera tratando de ser el mejor", dice. "Siento como si estuviera volando y me emociono tanto que quiero bajar y ver donde estoy."

Su entrenamiento

El ejercicio es simple pero agotador. Taylor repite un salto triple tantas veces como puede en dos minutos. Tan pronto como pega en la arena, corre de regreso a la marca de inicio y repite, tratando de dar en la misma marca cada vez. Realiza dos series (con un descanso intermedio de 20 minutos, simplemente porque es muy duro). En dos minutos, estima que da alrededor de 20 saltos.

El ejercicio del salto es parte de un régimen que incluye una gran cantidad de trabajo técnico, carreras de velocidad y de salto. Su calentamiento dura unos 45 minutos (pequeños rebotes, aceleraciones, sprints de 60 a 75 metros [65 a 82 yardas]). Luego se va a la pista para hacer ejercicios ligeros, saltos de longitud, alternando rebotes, pequeñas cosas para despertar a los músculos de contracción rápida. Es entonces cuando comienza con los diferentes ejercicios de salto, como el de arriba. Pero también añade ejercicios de balón medicinal, así como trabajo de pesas.

Hazlo tú mismo

Para trabajar en tu poder de salto, intenta saltar y entrena corriendo a toda velocidad para las mortales. Después de un calentamiento dinámico de 15 minutos corriendo ligeramente, de embestidas y sentadillas, ve a una pista y haz una pirámide de carreras: 100 m, 200 m, 400 m, 200 m, 100 m. Después, corre ligeramente durante unos 10 minutos. Termina con una serie de saltos: 5 saltos de longitud, 5 saltos verticales y 5 saltos sobre una sola pierna en cada lado. Si te sientes bien corre el circuito dos veces.

Foto: Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por maghan mcdowell
Traducido por ana karen salgado beltrán