Christian Dior como diseñador

Como la capital de la alta costura del mundo, París le debe mucho de su rica historia de la moda a Christian Dior, el venerado diseñador de ropa de mediados del siglo veinte. La casa Dior definió el estilo de la "alta costura" en la era posterior a la Segunda Guerra mundial y aún inspira tendencias que dominan las pasarelas de moda. Hoy, la marca Dior incluye ropa, accesorios, fragancias, joyería y relojes.

Prematuro interés en las artes

Nacido en 1905 en la ciudad de Granville en la costa de Normandía, Christian Dior se mudó a París con su familia a la edad de 5 años. Aunque sus padres esperaban que persiguiera una carrera en política, Dior aspiraba una vida en el arte y el diseño e inicialmente quería ser arquitecto. En 1928, Dior inauguró la Galería Jacques Bonjean, una galería de arte que presentó trabajos de Georges Braque, Pablo Picasso y otros artistas de la época. La gran depresión y una sucesión de tragedias familiares forzaron a Dior a cerrar su galería tres años después. Después de eso, vendió bocetos de moda para ganarse la vida.

Estilo del tiempo de guerra y la Casa Dior

Dior se convirtió en asistente de moda para el modisto Robert Piquet antes de que fuera llamado a servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Después de su breve carrera como oficial militar, Dior trabajó para Lucien Lelong, otro modisto en París, diseñó prendas para las esposas de los oficiales nazis y colaboradores franceses. Para el final de la Segunda Guerra Mundial, Dior fue reclutado por el magnate fabricante de algodón Marcel Boussac para ayudar a poner en marcha la compañía de ropa del empresario, Philippe et Gaston. Boussac, quien acordaba con Dior que el público asolado por la guerra anhelaba un nuevo sentido de la moda, ayudó a lanzar la propia casa de costura del diseñador en diciembre de 1946.

Diseñando el "new look" de la moda

En yuxtaposición de la dura realidad después de la Segunda Guerra Mundial, los diseños de Dior eran opulentos, alegres y con reminiscencias de la femineidad de la Belle Epoque del siglo veinte. Dior creía que el público deseaba un nuevo estilo extravagante, así que se enfocó en hombros suaves, torso de corsé atado y faldas vaporosas que utilizaban un exceso de tela. Dior tuvo el debut de su primera colección en febrero de 1947. Consistió en 90 líneas que fueron aclamadas como el "New Look" por Carmel Snow, editora de la revista "Harper's Bazaar". Antes de su repentina muerte en 1957, Dior había desarrollado un puñado de colecciones de alta costura y una silueta en cada temporada. Sus primeros diseños incluyen el "Carolle" y el "Tulip, la primera sugiere una silueta en "forma de 8" y el segundo contenía abundantes y floridos estampados. Los diseños de Dior a mediados de los años cincuenta incluyen la línea "A" y la línea "Y" (dos diseños que asemejaban la forma de cada letra mayúscula, respectivamente).

Creando un legado en la industria

La popularidad de Dior aumentó en los años cincuenta y su actitud de marcador de tendencias en el diseño de moda floreció en un negocio comercial. La casa de Dior abrió una sucursal de piel y puso en marcha una boutique ready-to-wear (listo para usar) en Nueva York, la primera en su tipo. Dior también inspiró Dior Parfums y lanzó la fragancia Miss Dior, considerado un tributo a su hermana. El nombre de la marca Dior se expandió a nivel mundial mientras que el diseñador propuso derecho de licencia para sus diseños y productos.

Más galerías de fotos



Escrito por diane bautista | Traducido por karly silva