Chocolate para cocinar vs. barras de chocolate

El chocolate para cocinar, además de ser más asequible que el artesanal o el de alta gama, se encuentra en una parte diferente del supermercado y se distingue para dar sabor en lugar de ser comido con las manos. Esto no siempre es cierto, ya que el chocolate para cocinar puede ser muy sabroso por sí mismo, pero tiene algunas diferencias notables con la barra de chocolate.

Para cocinar

El chocolate para cocinar se comercializa como tal porque casi siempre es sin azúcar. Según Ghirardelli, una barra para cocinar es a menudo del 100% de cacao, lo que significa que no tiene azúcar añadido y un sabor naturalmente amargo. Como tal, no siempre es ideal comerlo directamente, sino en las recetas que han añadido azúcar, creando un rico sabor a chocolate. El chocolate para cocinar también es apropiado para fundirlo de manera uniforme, ya que contiene muy pocos ingredientes adicionales al cacao. Si bien puedes cocinar con las barras de chocolate, te sumarán dulzura extra a tu receta.

Para comer

Hay una cierta variación de sabor entre las variedades de chocolate para cocinar, sobre todo porque no todos los tipos tienen cero azúcar. Por ejemplo, el chocolate semidulce sabe mucho como las chispas de chocolate, y si te gusta comerlas solas, lo más probable es que disfrutes el tipo para cocinar también. Sin embargo, dado que la barra de chocolate por lo general contiene una variedad de ingredientes que hacen que sea más sabroso, como el azúcar, la vainilla y la leche, es mejor para comerlo solo.

Información nutricional

Según el USDA, 100 g de chocolate para cocinar tiene alrededor de 500 calorías, 13 g de proteínas, 52 g de grasa (32 g de las cuales son saturadas), 30 g de carbohidratos, 16.5 g de fibra, cero colesterol y sólo 1 g de azúcar. Por el contrario, 100 g de una barra de chocolate con leche tiene alrededor de 550 calorías, 7.5 g de proteínas, 32.5 g de grasa (22.5 g de las cuales son saturadas), 55 g de carbohidratos, 2.5 g de fibra y 52 g de azúcar.

Consideraciones

Tanto el chocolate para cocinar, como las barras de chocolate tienen el mismo ingrediente básico, cacao, y similitudes en los gustos, así que cuando estás pensando en cuál usar deja que tu objetivo decida. Una bandeja de brownies tiene una considerable cantidad de azúcar añadido y podría beneficiarse del sabor del chocolate puro para cocinar sin endulzar de más, pero una mejor opción para un postre dulce después de la cena podría ser un barra de chocolate con frutos secos o con un sabor específico.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por sofia loffreda