¿El choclo es una comida saludable?

Un nativo de las Américas, el maíz es un alimento básico en muchas culturas nativas americanas y en la actualidad representa uno de los cultivos más importantes en todo el mundo, explica Purdue University. El sabor dulce del maíz fresco hace que sea un placer en los meses de verano, mientras que el maíz congelado tiene el potencial de agregar valor nutricional a tu dieta durante todo el año. El maíz es una adición elegante a tu dieta, ya que aumenta el consumo de varios nutrientes saludables..

Información nutricional básica

Una porción de 1 taza de maíz cocido, cortado de la mazorca, contiene 143 calorías (alrededor del 7 por ciento de la cantidad diaria), con base en una dieta de 2,000 calorías. Sus 32 gramos de carbohidratos totales representan la mayor parte del contenido de calorías del maíz, a pesar de que sus 5 gramos de proteína y sus 2.2 gramos de grasa también aportan pequeñas cantidades. El maíz se sirve como una buena fuente de fibra. Cada porción de 1 taza proporciona 3.6 gramos, lo que hace un aumento del 9 por ciento de la ingesta diaria de fibra recomendada para los hombres y un 14 por ciento para las mujeres. La fibra contribuye al valor nutritivo del maíz, ya que reduce el colesterol, ayuda al cuerpo a regular mejor tus niveles de azúcar en la sangre y combate el estreñimiento.

Minerales para una buena salud

El maíz también contribuye a una dieta saludable al aumentar tu ingesta de minerales. Cada porción contiene 39 miligramos de magnesio (9 y 12 por ciento de la ingesta diaria recomendada de magnesio establecidos para hombres y mujeres, respectivamente), así como 115 miligramos de fósforo o el 16 por ciento de la ingesta diaria recomendada. Tu cuerpo utiliza magnesio y fósforo para hacer el nuevo tejido óseo y mantener la fuerza ósea. El magnesio también ayuda a tu metabolismo, mientras que el fósforo ayuda a tu cuerpo a transportar oxígeno.

Vitaminas beneficiosas

Cosume maíz como fuente de vitaminas beneficiosas, particularmente las vitaminas C y B-5, también llamadas ácido ascórbico y ácido pantoténico, respectivamente. Ambas vitaminas ayudan a activar las enzimas en las células, incluyendo las enzimas que tus células cerebrales necesitan para hacer los productos químicos que intervienen en la comunicación nerviosa. La vitamina B-5 también te ayuda a sintetizar hormonas, mientras que la vitamina C ayuda potencialmente el metabolismo del colesterol. Una taza de maíz cocido proporciona 8,2 miligramos de vitamina C y 1,2 miligramos de vitamina B-5. Esto contribuye un 24 por ciento hacia rus diarios requisitos de B-5 y también tiene un 11 por ciento de la ingesta diaria de vitamina C recomendada para las mujeres y un 9 por ciento para los hombres.

Fitonutrientes para una visión saludable

El maíz debe su soleado tono amarillo a su contenido de carotenoides y dos carotenoides (llamados la luteína y la zeaxantina) benefician a tu vista. Tus retinas, un tejido delicado en tus ojos que detectan el color y la luz, contienen grandes cantidades de luteína y zeaxantina y dependen de estos nutrientes para protegerlos del daño de la luz. Obtener suficiente luteína y zeaxantina en tu dieta ayuda en la lucha contra las cataratas, así como con la degeneración macular relacionada con la edad y también ayuda a mejorar la visión en personas que ya sufren de AMD. El consumo de 12 miligramos de luteína y zeaxantina cada día beneficia a los ojos, informa la American Optometric Association. Una taza de maíz cocido contiene 1,4 miligramos o 12 por ciento de tu meta de admisión.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por juan ignacio ceviño