Chicas adolescentes y comportamiento antisocial

El comportamiento antisocial es más probable que se presente durante la adolescencia. Las estadísticas en Canadá muestran que los hombres son de dos a cinco veces más propensos a involucrarse en comportamientos antisociales que las mujeres, pero el comportamiento antisocial adolescente femenino va en aumento, según un artículo de 2002 publicado en "The International Journal of Forensic Mental Health" (Revista internacional de salud mental forense). Los padres deben estar preparados para hacer frente a este tipo de comportamiento en cuanto se presenta ya que éste comportamiento antisocial puede persistir hasta la edad adulta si no es tratado.

¿Por qué la adolescencia?

La adolescencia es un periodo de experimentación para los niños. Durante éste tiempo, las chicas adolescentes algunas veces se involucran en comportamientos que no fueron enseñados o aceptados por la sociedad. Esto es a menudo una forma en que las adolescentes se conocen a sí mismas y tratan de decidir sobre su identidad. Por lo tanto, un comportamiento antisocial en las adolescentes es normal. Si bien son temporales, algunas actividades a menudo pueden ser criminales. Para las chicas, estas actividades incluyen con frecuencia el robo, la intimidación y la mentira, de acuerdo con el artículo de la revista "The International Journal of Forensic Mental Health" (Revista internacional de salud mental forense).

Las diferencias de los chicos

Aunque la mayoría de los padres son técnicamente correctos en percibir a los chicos como más agresivos que las chicas, las adolescentes pueden involucrarse en comportamientos agresivos. Sin embargo, este comportamiento agresivo se diferencia de la de los chicos, ya que por lo general no es físico. El comportamiento antisocial de las chicas adolescentes tiende a ser un impacto relacional. Por ejemplo, las chicas antisociales tienden a rechazar comportamientos pro sociales en favor de excluir a los demás o la difusión de rumores hirientes. En los grupos sociales femeninos, estas técnicas pueden dar a las que las utilizan un estatus o poder social sobre otras chicas.

Factores para un comportamiento antisocial

No todas las adolescentes se involucran en conductas antisociales, lo que deja la cuestión de por qué algunas chicas son más propensas a participar en ellas. Según el artículo de "The International Journal of Forensic Mental Health", los estudios han encontrado que los factores de riesgo de comportamiento antisocial en las adolescentes incluyen problemas familiares, consumo de drogas, la pobreza y el abuso. Para las chicas, el abuso físico o sexual es un poderoso factor de riesgo para el comportamiento antisocial. Sin embargo, las chicas se diferencian de los chicos en la forma en que deben de haber experimentado personalmente el abuso, no sólo ser testigo de ello. Sin embargo, los padres deben recordar que no todas las adolescentes antisociales han sido abusadas ​​o que participan en el consumo de drogas.

Detener el comportamiento antisocial

Cuando las adolescentes empiezan a buscar la individualidad y alejarse de la familia, los padres pueden reaccionar de una manera que no ponga demasiadas limitaciones o que dé demasiada libertad a sus hijas. Ser demasiado extremos en cualquier dirección podría dar lugar a una adolescente arremeter por más libertad o por atención. Así, mientras que los padres deben dar a sus hijas la libertad, no deberían de ser demasiado permisivos. Durante la adolescencia, los padres deben dar a sus hijos el apoyo positivo sin ser dominantes. En otras palabras, como Christina Lehmann, consejero de la escuela y autor de "Oppositional Defiant Disorder in Adolescents" (Trastorno de oposición desafiante en adolescentes) lo pone: los adolescentes que no están recibiendo atención de los padres lo suficientemente positiva podrían atacar por ello.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por luis manuel montoya