Tengo un chasquido en la rodilla mientras corro

Si tu rodilla hace un chasquido a medida que corres, es posible que tengas una de varias condiciones. Estas incluyen síndrome de la banda iliotibial, una lesión meniscal o síndrome de la plica. Los síndromes que llevan a que la rodilla haga un chasquido, a menudo suelen ser relativamente fácil de tratar, aunque puede que tengas que dejar de fumar o reducir tus corridas durante el proceso. Es importante visitar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento para la rodilla con el problema. El tratamiento incluye la frecuencia de estiramiento y ejercicios de fortalecimiento, para evitar futuros problemas.

Síndrome de la banda iliotibial

Una de las lesiones por sobrecarga más comunes entre los corredores es el síndrome de la banda iliotibial, comúnmente llamado síndrome de la banda IT. Tu banda IT se extiende desde la cadera hasta debajo de la rodilla. Debido a que la banda atraviesa la articulación de la rodilla, se puede apretar y romper a través de la rodilla a medida que corres, causando el chasquido. Otros síntomas del síndrome de la banda IT incluyen dolor en la parte externa de la rodilla, que puede presentarse como una sensación o dolor ardiente. El dolor puede irradiarse a la parte lateral del muslo. Esta lesión no suele causar hinchazón o problemas con el movimiento de la rodilla. Los ejercicios de estiramiento y el fortalecimiento muscular son tratamientos comunes para este síndrome.

Síndrome de Plica

El síndrome de Plica producirá un chasquido en la rodilla al correr. Este síndrome ocurre cuando se irritan las bandas de tejido sinovial que reciben el nombre de plicas. Cualquier lesión o uso excesivo puede causar la irritación. Normalmente, la plica sinovial se combinan para formar una gran cavidad sinovial en el útero. Sin embargo, en algunas personas la plica permanece como cuatro bandas de tejido sinovial dentro de la rodilla. Otros síntomas del síndrome de la plica incluyen dolor, hinchazón, debilidad en la rodilla y bloqueo de la misma. Los tratamientos comunes incluyen medicamentos antiinflamatorios, reducción de la actividad y enfriamiento de la zona, seguido de ejercicios de fortalecimiento. Tu médico también puede recomendar inyecciones de cortisona o cirugía, para quitar la plica.

Lesiones en los meniscos

El chasquido en tu rodilla a medida que corres puede ser debido a una lesión de menisco. El menisco se puede lesionar cuando giras la rodilla, mientras soportas el peso, como cuando giras rápidamente para golpear una pelota de tenis. Si el daño es mínimo, el menisco se quedará conectado a la parte delantera y posterior de la rodilla. Es más probable que sientas dolor cuando enderezas la rodilla. Es posible que una lesión en el pasado se vuelva dolorosa en meses o años más tarde, especialmente si te lastimas la rodilla por segunda vez. Después de una lesión, tu rodilla puede hacer un chasquido, ceder, bloquearse o sentirse débil. Tus síntomas pueden desaparecer por sí solos. Sin embargo, es común que los síntomas reaparezcan o persistan, lo que requerirá tratamiento. La terapia física se recomienda con frecuencia para las lesiones meniscales menores. En casos severos, el médico puede recomendar una cirugía.

Prevención

Tanto el síndrome de banda iliotibial como el síndrome de la plica, se pueden prevenir. Aumentas el riesgo de sufrir este tipo de lesiones por sobreuso, cuando de repente aumentas la intensidad o la duración de tu corrida o al añadir colinas en la ruta demasiado rápido. El riesgo también aumenta cuando usas zapatillas desgastadas o de mala calidad. Busca zapatillas para correr que tengan buena absorción de choque y que tengan una buena terminación. Si tienes pies planos, es posible que tengas que agregarle alguna plantilla especial. Además, puedes seleccionar las zapatilla y/o plantillas diseñadas para compensar el movimiento del pie si hay una sobre pronación o supinación, lo que significa que sacas el pie hacia dentro o hacia fuera demasiado, a medida que corres. No calentar adecuadamente y el estiramiento inadecuado después de una carrera, pueden ser otros factores de riesgo. Mantener un peso saludable también ayuda, ya que la obesidad es otro factor de riesgo de lesiones por sobrecarga en la rodilla. Correr en una superficie lisa y pareja reduce el riesgo de lesiones, como daño meniscal.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por martín giovana