Cómo hacer champú seco casero

El champú seco es genial para los momentos en los cuales no tienes tiempo para tomar una ducha, secar tu cabello y llegar a tiempo al trabajo. También se lo utiliza en los hospitales para los pacientes que no pueden mojarse o no pueden tomar duchas. Su uso fomenta el cuidado del medio ambiente, ya que ahorra dinero, agua y electricidad (no hace falta usar secador de cabello). Se trata de un polvo que absorbe el aceite en el cabello y otorga una sensación de frescura. Si bien no es tan efectivo como cuando se utiliza un champú regular, con el pelo mojado, sí es un gran sustituto cuando no cuentas con demasiado tiempo. El champú seco puede ser encontrado en la mayoría de las tiendas, y hacer tu propia versión casera resulta sencillo y económico. Puedes hacerlo utilizando artículos de tu propio hogar, de modo que, si te encuentras en una "emergencia de cabello", puedes tomar algunas cosas de tu cocina y terminar de lavar tu cabello en dos minutos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Harina de maíz
  • Talco para bebés
  • Peine
  • Aspiradora

Instrucciones

  1. La harina de maíz (o maicena) absorbe el aceite y la suciedad.

    Pon 2 o 3 cucharadas de harina de maíz en un tazón. En caso de no tener, puedes utilizar almidón de maíz. La harina de maíz (o maicena) absorbe el aceite y la suciedad.

  2. Agrega una pequeña cantidad de polvo de bebé a la taza.

    Agrega una pequeña cantidad de polvo de bebé a la taza. El polvo de bebé absorbe más aceite y otorga a la mezcla un olor fresco. Una pizca es todo lo que necesitas; si utilizas demasiado y tienes el pelo oscuro, este puede adquirir un color gris.

  3. Considera agregar unas gotas de aceite de limón y aceite de ricino.

    Considera agregar unas gotas de aceite de limón y aceite de ricino. Si no tienes tiempo, esto no es necesario. Sin embargo, si estás usando champú seco para ahorrar dinero, agua y evitar secar tu pelo, es posible que desees añadir estos aceites. Los aceites de limón y de ricino limpian el cabello y el cuero cabelludo e hidratan el cabello.

  4. Utiliza un peine para distribuirlo uniformemente.

    Aplica la mezcla tomando pequeños pellizcos del champú seco con los dedos y frotándolos en diferentes áreas de tu cuero cabelludo. Trabaja la mezcla en todo tu cabello. Utiliza un peine para distribuirlo uniformemente.

  5. Lávate el cabello sobre un fregadero.

    Lávate el cabello sobre un fregadero y ten una aspiradora a mano para absorber cualquier exceso de polvo.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie lynn | Traducido por guido grimann