Cómo hacer un champú orgánico en casa

Escrito por brigid rauch | Traducido por alejandra prego
Haz tu propio champú orgánico.

La mayoría de los champús comerciales contienen lauril sulfato de sodio o sulfato de laureth, que eliminan los aceites naturales del cabello, de acuerdo con Organic Body Care Recipes. Los champús comerciales también pueden contener químicos fuertes que causan acumulación y daño al cabello con el tiempo. Mantén tu cabellera naturalmente fresca, evita las toxinas y aprovecha las ventajas del poder curativo de las hierbas haciendo este champú orgánico. La caléndula te brindará lustres y cuerpo. La manzanilla alivia el cuero cabelludo mientras que el romero evita la caspa. El aceite esencial de lavanda agrega un aroma placentero y calmante y el aceite de jojoba y el aceite de coco proporcionan un acondicionamiento natural.

Hierve el agua en una cacerola. Quita del fuego y agrega la manzanilla, la milenrama u ortiga, la caléndula y el romero. Deja en reposo durante 30 minutos.

Vierte la infusión a través del colador en un tazón mezclador grande de vidrio o de cerámica. Desecha las hierbas.

Agrega el aceite de coco, el aceite esencial de lavanda y el jabón de Castilla y revuelve con el batidos hasta que estén bien mezclados.

Vierte el champú en el recipiente. Conserva la cantidad suficiente para usar durante una semana y almacena el resto en el refrigerador hasta por cuatro semanas.

Lava tu cabello. Usa una cucharada de champú en cada lavado para el cabello largo hasta los hombros. Enjuaga con agua fría para obtener un cabello más suave y brillante.

Consejo

Para el cabello graso, omite el aceite de jojoba y el de coco.

El champú limpia suavemente y no creará mucha espuma como los productos comerciales.

Finaliza el lavado con un acondicionador orgánico.

Advertencias

Evita usar el aceite de romero si estás embarazada. Este no se debe usar en forma medicinal durante el embarazo.