Champú para el cuero cabelludo sudoroso de un niño

Cuando los niños se acercan a la pubertad, el cabello tiende a estar grasoso ya que las glándulas sebáceas productoras de aceite tienden a ponerse hiperactivas. El inicio de la pubertad también señala que las glándulas sudoríparas se tornan más activas. Si se produce una sudoración excesiva en la cabeza, conocida como hiperhidrosis, cuando llega la pubertad, normalmente está vinculada a los cambios hormonales. El lavado del cabello con frecuencia puede ayudar a controlar la acumulación de exceso de aceite y sudor en el cuero cabelludo.

Efectos

Las glándulas sebáceas productoras de aceite están normalmente unidas a los folículos pilosos. Las glándulas sebáceas emiten una sustancia grasosa, llamada sebo, en el conducto folicular y luego en la superficie de la piel. El sebo se combina con otras grasas, ceras, suciedad y el sudor para formar un revestimiento sobre el cuero cabelludo. La piel excesivamente aceitosa y el cabello pueden hacerte más propenso a desarrollar caspa. El sebo o aceite esencialmente adhiere diminutas escamas de caspa, lo que genera escamas más visibles. El sudor puede irritar el cuero cabelludo y también puede acelerar la descamación de las células de la piel.

Soluciones

El lavado del cabello con champú todos los días puede ayudar a quitar el exceso de sudor y el aceite. Dejando que el champú penetre en el cabello y el cuero cabelludo durante al menos 5 minutos también se puede ayudar a eliminar el aceite. Un champú suave puede barrer temporalmente el sudor, el aceite y otros desechos del cuero cabelludo.

Tipos

Los champús medicados pueden ayudar a controlar la caspa causada por un cuero cabelludo graso que puede ser agravada por el sudor. Los productos que contienen ácido salicílico, como Scalpicin y X-Seb, sulfuro de selenio, bajo los nombres de marcas Exsel y Selsun Blue, y piritiona de zinc, entre ellos, DHS Zinc y Head & Shoulders, son ejemplos de los champús anticaspa de venta libre eficaces. Los champús para la caspa deben permanecer en el cuero cabelludo por varios minutos antes de ser enjuagados a fondo. Generalmente se utilizan en un principio a diario para controlar los síntomas. Una vez que disminuye la picazón y la descamación, puedes usarlos dos o tres veces a la semana.

Consideraciones

Los limpiadores de cabello suaves pueden ser mejores para los niños y adolescentes con pelo graso que los champús destinados para el cabello graso. El champú diseñado para el cabello graso puede resultar demasiado duro para algunos niños, especialmente aquellos con el cabello mixto, el que puede ser graso en el cuero cabelludo pero tener las puntas secas. Un niño o adolescente con cuero cabelludo sudoroso y graso acompañado por caspa debe evitar geles y productos para el cabello similares, ya que pueden aferrarse a las escamas y producir grupos más grandes de caspa.

Prevención

Con cortes de cabello corto y evitando el uso de sombreros, diademas y otros accesorios para la cabeza se puede ayudar a prevenir un cuero cabelludo sudoroso. Llevar un programa alimentario puede ayudar a identificar qué alimentos, si hubiera alguno, podrían desencadenar la sudoración del cuero cabelludo. El zinc puede ayudarte a protegerte de la caspa, según informa la Clínica Mayo. Entre las buenas fuentes dietéticas se incluyen los granos enteros, el pescado, las semillas de girasol, las yemas de huevo y la soja. La exposición del cuero cabelludo a la luz solar durante unos minutos también puede ayudar a prevenir la caspa. Ten cuidado al pasar tiempo en el sol y recuerda aplicarte protector solar en las zonas expuestas de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por nieves fragola