Las cetonas y la pérdida de peso

Al adelgazar, el cuerpo se desprende de sustancias conocidas como cetonas, las cuales pueden secretarse en la orina y sirven como indicadores de la pérdida de peso, además de los números decrecientes en la balanza. Sin embargo, la presencia de cetonas también puede indicar una afección más dañina. Saber cómo diferenciar ambos casos puede ayudarte a experimentar un adelgazamiento saludable.

Importancia


Las cetonas son un bioproducto del metabolismo de las grasas.

Las cetonas son sustancias que el cuerpo produce como bioproducto del metabolismo de las grasas, de acuerdo con el Joslin Diabetes Center. Cuando intentas adelgazar, el organismo utiliza la glucosa acumulada en los depósitos grasos con el fin de obtener la energía de los alimentos; este proceso provoca la pérdida de peso. Además de producirse durante el adelgazamiento, las cetonas también son signos de diabetes, debido a que estas sustancias también están presentes cuando el cuerpo pierde la capacidad de utilizar la insulina para descomponer los azúcares del organismo. Si esto ocurre, puede resultar peligroso para la salud, ya que las cetonas podrían verterse en la sangre.

Dietas bajas en carbohidratos


Las cetonas suelen asociarse a una dieta baja en carbohidratos.

Las cetonas producidas por el cuerpo se asocian con frecuencia con una dieta baja en carbohidratos prolongada, de acuerdo con el Better Health Channel. Esto sucede a causa de que el cuerpo descompone los azúcares almacenados en los músculos cuando no ingieres carbohidratos suficientes. Como las dietas en general resultan en el desprendimiento de algunas cetonas, quienes siguen planes alimentarios bajos en carbohidratos son más proclives a desprender un número mayor de cetonas.

Evaluación


Un médico debe evaluar el aumento de las cetonas.

Si tu médico realiza un examen de orina y descubre que las cetonas se encuentran elevadas, es importante notificarle que estás perdiendo peso, de acuerdo con el Joslin Diabetes Center. Puede recomendar, entonces, un examen de sangre adicional para asegurarse de que los niveles de glucosa no se encuentren altos, lo cual podría indicar la presencia de diabetes. De todos modos, quienes sigan una dieta y evidencien altos niveles de cetonas, no deberían experimentar niveles de glucosa elevados.

Ideas equivocadas


No todas las dietas bajas en carbohidratos resultarán en cetoacidosis.

Muchas personas dentro y fuera de la profesión médica creen, con frecuencia, que el exceso de cetonas debido a la pérdida de peso o a una dieta baja en carbohidratos puede causar una afección conocida como cetoacidosis o acidosis, de acuerdo con Diabetes Health. Esta dolencia ocurre cuando el cuerpo produce cantidades excesivas de glucosa, lo cual provoca una reacción en cadena que puede resultar mortal. De todos modos, las dietas bajas en carbohidratos en sí mismas no resultarán en cetoacidosis. No obstante, si una persona tiene factores que complican el cuadro, tales como diabetes, esto puede incrementar el riesgo de desarrollar cetoacidosis.

Advertencia


No sigas una dieta baja en carbohidratos durante el embarazo.

Mientras que la población normal de pacientes no resultará afectada por una dieta baja en carbohidratos que provoque una pérdida de cetonas, los intentos para perder peso, en particular a partir de dietas bajas en carbohidratos, pueden ser peligrosos para mujeres embarazadas, de acuerdo con Better Health Channel. El cuerpo también necesita carbohidratos durante el embarazo, con el fin de obtener energía de los alimentos para nutrir al bebé. Por esta razón, no deberías seguir una dieta baja en carbohidratos durante la gestación, para evitar la acumulación de cetonas que podrían verterse en la sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por sofia elvira rienti