La cerveza y el dolor de estómago

Beber una cerveza fría después de un duro día de trabajo o de juego es una forma consagrada para relajarse y calmar tu sed. Sin embargo, para algunas personas, tomar una cerveza puede estar lejos de refrescar o relajar cuando se produce dolor en el estómago. Este puede ser debido a un número de cuestiones, en particular la intolerancia al alcohol, las alergias o un trastorno en el estómago o digestivo. Beber cantidades excesivas de cerveza también puede dañar el estómago a través del tiempo. Si experimentas dolor de estómago constantemente después de beber cerveza, sobre todo si se trata sólo de una o dos, busca la ayuda de un profesional de la salud calificado.

Daño de la cerveza

El alcohol en la cerveza aumenta el nivel de ácido en tu estómago. Esto puede conducir al dolor de estómago, así como otros síntomas digestivos como diarrea, vómitos e incluso sangrado en las personas que beben mucho. Con el tiempo, beber mucha cerveza puede causar varios problemas digestivos, dice el Dr. Kieran Moriarty, gastroenterólogo consultor y vocero de la British Society of Gastroenterology. Los problemas incluyen el reflujo ácido, las úlceras de estómago e incluso el cáncer de estómago, páncreas y colon. Todos estos problemas pueden tener el dolor de estómago o abdominal como un síntoma.

Intolerancia al alcohol

La intolerancia al alcohol es una enfermedad genética que se produce cuando tu cuerpo no tiene la enzima apropiada (acetaldehído deshidrogenasa 2) para descomponer el alcohol. Esto puede resultar en dolor de estómago, así como náuseas y vómitos. Otros síntomas pueden incluir dolor de cabeza, enrojecimiento facial, urticaria y congestión nasal. A pesar de que los últimos síntomas se asemejan a una reacción alérgica, la intolerancia al alcohol no es una alergia. Esta es común en los asiáticos, donde aproximadamente el 50 por ciento de la población china, japonesa y coreana carece de la enzima adecuada para descomponer el alcohol. La intolerancia a este no es exclusiva a la cerveza y una reacción se produce con cualquier tipo de alcohol.

Alergias a la cerveza

La cerveza se hace con una variedad de diferentes ingredientes que pueden causar una reacción alérgica. El dolor de estómago es un síntoma posible, junto con náuseas y diarrea. También pueden presentarse síntomas de alergia como urticaria, picazón en la piel, entumecimiento de la boca y una sensación de hormigueo alrededor de esta. La cerveza contiene una variedad de sustancias que pueden causar una reacción alérgica. Entre las más comunes están la levadura, lúpulo, cebada, centeno, sulfitos, proteínas de huevo y mariscos, gluten y trigo. Tienen que realizarse pruebas para determinar la causa exacta de una alergia. Una alergia real al alcohol en sí mismo es rara.

Trastornos digestivos

Beber cerveza puede exacerbar los trastornos digestivos preexistentes como el síndrome del intestino irritable o IBS (por sus siglas en inglés). El University of Maryland Medical Center recomienda evitar cualquier tipo de alcohol, si sufres de IBS ya que puede dar lugar a calambres, diarrea y náuseas. El dolor de estómago después de beber cerveza puede ser el primer signo de un trastorno digestivo. Otros trastornos como la enfermedad de Crohn, la gastritis y la colitis ulcerosa también pueden ser exacerbados por el consumo de cerveza.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por maría j. caballero