Cómo cerrar poros de espinillas en el rostro

Los poros son los encargados de conservar tu piel saludable e hidratada. Desafortunadamente, a veces tienden a sobre producir un cierto tipo de aceite. Esto puede generar infecciones bacterianas, o acné, y hacer que tus poros se vean más grandes que antes. Si bien tus poros en realidad jamás cambian de tamaño, ciertas sustancias pueden hacer que se vean más grandes o más pequeños. Un cuidado de la piel adecuado y una prevención del acné son la mejor manera de tratar el tamaño de los poros. De todos modos, si acabas de tener una espinilla, podrás utilizar unos métodos sencillos para reducir la apariencia de los poros.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Elige un limpiador, humectante y tonificante que se adapte a tu tipo de piel y también ajusta tu rutina de cuidado de la piel según tu tipo de piel. Si tienes una piel naturalmente grasa, utiliza un humectante libre de aceite y un limpiador fuerte y lava la cara dos veces al día. Si tienes una piel naturalmente seca, utiliza un humectante más fuerte con un limpiador más suave y lava tu cara solamente una vez al día o día por medio. Cuando se acumula aceite alrededor de los poros, actúa como una lupa. El lavado regular lo quitará.

  2. Apoya una toalla caliente sobre la cara para relajar las paredes de los poros y abrirlos antes de la limpieza. Así podrás lograr una limpieza más profunda. Quitar toda la espinilla resulta clave para curar el poro.

  3. Exfolia tu cara para quitar células de piel muerta, retirar aceites y "tensar" tu piel. En realidad tus poros no se encojen, pero la exfoliación hace que las paredes se hinchen un poco, por lo que se verán más pequeños.

  4. Salpica tu cara con agua fría para enjuagar el exfoliante.

  5. Aplica un tonificante adecuado al poro en cuestión una vez al día. Busca tonificantes con ácido azelaico o alfa hidroxiácido.

  6. Apoya una compresa fría sobre el área afectada. Una rodaja de pepino o un saquito de té frío también resultarán eficientes. De esta manera, se tensarán las paredes de los poros.

  7. Aplica una máscara de limpieza facial, como las máscaras de barro, y déjala durante 10 minutos. Limpia bien tu rostro y luego humedece.

  8. Utiliza pantalla solar facial para evitar daño solar. Ciertos humectantes contienen filtro solar, lo que facilita que recuerdes aplicártelo.

  9. Aplica un tratamiento de cicatrices tópico, como las cremas con vitamina A o vitamina E, en los poros si siguen rojos e irritados.

Consejos y advertencias

  • Nunca aprietes o revientes espinillas con los dedos. Evita tocar los poros lo más que puedas.
  • Consulta a un dermatólogo si no estás seguro del tipo de piel que tienes.
  • Lávate el maquillaje antes de ir a dormir.
  • Trata tu piel suavemente: no la exfolies de más ni la laves de más. Podría tornarse rojiza y aparecer cicatrices.
  • Considera que un profesional te haga una limpieza facial en un salón exclusivo.
  • Ingiere una dieta adecuada y equilibrada, con muchas frutas y verduras, para prevenir las espinillas. Evita las grasas, los azúcares y los alimentos procesados.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda gronot | Traducido por eliana caruso