Qué le hace el cerdo al sistema digestivo

Si eres un fan del cerdo, pero has oído que tiene efectos negativos en el tracto digestivo, no necesita preocuparte: la carne de cerdo limpia, bien cocinada no tiene efectos perjudiciales sobre la salud. En cambio, lo digieres como lo harías con cualquier otra proteína animal. Sin embargo, algunos cerdos pueden estar contaminados con parásitos que pueden dañar el tracto digestivo.

Cerdo

La carne de cerdo no es fundamentalmente muy diferente a cualquier otro tipo de carne animal. Debido a que la carne de cerdo no tiende a mostrar el "jaspeado" común de la carne (esto ocurre cuando se forman depósitos de grasa en los propios músculos y hace que la carne sea menos magra) es más fácil de recortar la grasa de cerdo que la de la carne de vaca. Como todas las carnes de animales, sin embargo, el cerdo contiene una mezcla de proteínas y grasas. Tú digieres estos dos componentes por separado.

Digestión de proteínas

El primer componente de carne de cerdo que tu aparato digestivo comienza a descomponer es la proteína. Suponiendo que comes un corte de carne magra de cerdo, la mayoría de las calorías de la carne vendrá de la proteína, que es la molécula que constituye el músculo y las porciones grandes de células no musculares. Comenzarás la digestión de proteína de cerdo en el estómago, según explica el Dr. Lauralee Sherwood en su libro "Human Physiology" y continuarás la digestión en el intestino delgado.

Digestión de grasas

Es un poco más difícil digerir la grasa que las proteínas, porque la grasa no es soluble en agua por lo que no se mezcla fácilmente con los jugos digestivos; sin embargo, las sales biliares de la vesícula biliar emulsionan la grasa, haciendo que se mezcle con el agua. Las enzimas en el intestino delgado luego pueden ir a trabajar en la grasa de cerdo, lo descomponen para que puedas absorberlo. En el momento en que una comida de carne de cerdo llega al final del intestino delgado, has absorbido la mayor parte de las grasas y los componentes de las proteínas.

Consideraciones

Mientras que la mayoría de los cortes de carne de cerdo pasan a través de tu tracto digestivo sin efectos distintos para causar la función digestiva normal, a veces el cerdo puede estar contaminado con gusanos redondos, que conducen a la infección intestinal. Esta infección, llamada triquinosis, provoca calambres abdominales, diarrea y otros síntomas gastrointestinales, explica PubMed Health. Para evitar la triquinosis, es importante cocinar bien toda la carne de cerdo (no vuelvas a consumir carne de cerdo que contiene carne de color rosado en el centro).

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por juan ignacio ceviño