Cómo cepillarte en seco para eliminar la celulitis

Aplicarse un masaje con un cepillo seco, también llamado cepillado en seco de la piel, ayuda a mejorar el flujo de la linfa, así como de la circulación. Es un técnica simple que puede disminuir el aspecto de la celulitis y crear un tejido conectivo más fuerte, ayuda a eliminar las toxinas del cuero y promueve una piel más fuerte y flexible, aconseja Ann Louise Gittleman, autora de “The Fat Flush Fitness Plan". El cepillado en seco es una de las mejores cosas que puedes hacer por el mayor órgano de tu cuerpo; la piel. Pasa varios minutos cepillándote en seco y hazlo de dos a cinco veces por semana, preferentemente antes de bañarte. Busca un buen cepillo. Las tiendas por departamentos, las tiendas naturistas y las tiendas de belleza los venden o también puedes comprar uno en línea. Elige un cepillo medianamente firme, que sea del tamaño de la palma de tu mano. Asegúrate de que tenga cerdas naturales, y un mango largo. Los cepillos con cerdas de cabra, vegetales o de jabalí funcionan bien, aconseja Howard Murad, autor de “The Cellulite Solution".

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Usa los dedos para masajear suavemente las zonas donde se encuentran los principales canales linfáticos. Estos están a la izquierda y a la derecha de la zona de la ingle y justo debajo de la clavícula. Pasa algunos segundos en esta parte del masaje, aconseja Gittleman. Esto ayuda a abrir los canales.

  2. Comienza tu masaje con el cepillo en las plantas de los pies. Haz movimientos vigorosos y circulares. Comienza presionando suavemente y a medida en que tu piel queda más saludable, presiona más firmemente, aconseja Gittleman.

  3. Usa el movimiento circular en las palmas y luego haz pasadas cortas hacia arriba, mientras cepillas las manos y los brazos. Pasa al cuello y comienza a hacer movimientos hacia abajo. Dirígete hacia los hombros, a lo largo de la espalda y en los senos, masajeando hacia el corazón. Evita cepillar tu rostro.

  4. Evita usar exfoliantes durante la ducha, ya sean químicos o mecánicos ya que esto puede irritar la piel después de una sesión de cepillado en seco.

Consejos y advertencias

  • No cepilles la piel magullada o irritada.
  • Lava el cepillo con agua tibia jabonosa frecuentemente, para mantenerlo limpio. Remójate durante media hora con un cuarto de galón de agua y unas pocas gotas de aceite del árbol del té o blanqueador una vez por semana.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por alejandra prego