Cenas sin carbohidratos fáciles de preparar

Si estás siguiendo una dieta baja en carbohidratos y desearías evitarlos completamente en la cena, existen algunas cenas fáciles que puedes preparar en casa que son muy satisfactorias. La mayoría de las dietas bajas en carbohidratos recomiendan comer proteínas completas, mismas que provienen mayormente de proteína animal y grasas monoinsaturadas saludables, de manera que tu cuerpo esté nutrido y no se sienta privado. Deberás limitar los alimentos azucarados y los carbohidratos simples debido a que pueden incrementar de manera rápida la glucosa en la sangre y los niveles de insulina.

Cena de carnes magras

Las carnes magras pueden ser excelentes platillos principales para la cena, debido a que están completamente libres de carbohidratos y contienen proteínas completas (mismas que contienen todos los aminoácidos que tu cuerpo no puede producir por sí mismo). El queso reducido en grasa es popular en las dietas bajas en carbohidratos también, ya que agrega sabor y proteína y nada de carbohidratos. Prepara una cena sencilla usando estos dos alimentos asando tu carne magra favorita, como pechuga de pollo sin hueso y sin piel en aceite de oliva extra virgen y cúbrelo con queso suizo bajo en grasa derretido. Luego colócala en una cama de espinacas que puedes calentar en el microondas. Sazona tu cena con sal, pimienta y orégano y tendrás una deliciosa comida totalmente libre de carbohidratos. Otras carnes magras con las que puedes sustituir la pechuga de pollo incluyen el pavo, jamón, pato, ternera, solomillo y carne de res Angus.

Cena de mariscos

Los mariscos están libres de carbohidratos y no tienes que preocuparte por buscar opciones magras porque el pescado proporciona solo grasas saludables, así como otras vitaminas y minerales. Prepara una ensalada de camarones rápida cocinándolos en aceite de canola y colocándolos en una cama de lechuga y brotes. Agrega queso feta reducido en grasa desmoronado y rocía un aderezo o vinagreta de vino tinto encima para agregar sabor. Otras opciones de mariscos para una cena saludable incluyen filetes de salmón, atún, arenque, bacalao, perca, halibut y abadejo.

Desayuno para la cena

Los huevos son populares en las dietas bajas en carbohidratos porque están completamente libres de ellos y proporcionan proteínas completas. Para la cena, puedes preparar huevos de varias maneras, incluyendo revueltos, escalfados, cocidos o en un omelet. Puedes también preparar una cacerola de huevo horneada con jamón, aceite de oliva extra virgen, rebanadas de cebolla, tiras de jamón ahumado, huevos, sal y pimienta fresca recién molida. Cocina las rebanadas de cebolla en un sartén con el aceite de oliva y agrega el jamón. A continuación bate los huevos, la sal y pimienta en un tazón separado y vacía la mitad en un molde para hornear, luego extiende la mezcla de jamón y cebolla encima. Vacía la otra mitad de los huevos en la cebolla y hornea por aproximadamente 30 minutos o hasta que los huevos estén ligeramente dorados.

Advertencia

Asegúrate de obtener algunos carbohidratos complejos, como granos enteros, pasta de trigo entero y arroz integral a lo largo del día, porque de lo contrario tendrías deficiencia en carbohidratos, lo que puede llevar a la desnutrición, de acuerdo con MedlinePlus. Los carbohidratos son también la principal fuente de energía de tu cuerpo, así que si los limitas demasiado, notarás un descenso en tu energía y fatiga continua. La ketosis es otro riesgo asociado con las dietas bajas en carbohidratos, lo que ocurre cuando tu cuerpo no tiene los suficientes hidratos de carbono y glucosa para obtener energía y comienza a desintegrar de manera ineficiente los almacenes de grasa. Esto lleva a un nivel poco saludable de ketonas y ácido en tu cuerpo y puede tener como resultado debilidad, deshidratación, náusea, mareos e irritabilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por shaelee chatterton | Traducido por reyes valdes