Cebada e índice glucémico

La mayoría de los varios tipos de cebada se consumen en forma de cereal integral, conteniendo el salvado, el endosperma y el germen repleto de nutrientes. Algunos productos de cebada, sin embargo, no son integrales porque algunos de sus componentes son eliminados en el proceso de elaboración. Sin importar el tipo que elijas, puedes tener la seguridad de que tienen un índice glucémico bajo o moderado.

¿Qué es el índice glucémico?

El índice glucémico o IG es una lista de alimentos que contienen carbohidratos. Generalmente, cuanto más altos es el valor de IG, más probable es que el alimento incremente tus niveles de glucosa en sangre. Usualmente, los alimentos que tienen un índice glucémico mayor a 70 son los que están muy procesados y suelen carecer de fibra; a veces, están además llenos de azúcar. Estos factores contribuyen al incremento repentino de azúcar en sangre. Los alimentos que tienen valores medios de IG, de entre 55 y 69, y los que tienen menos de 55 también elevan el nivel de azúcar en sangre. Pero estos tipos de alimentos, incluyendo la cebada, hacen que la glucosa aumente lentamente y durante un período largo de tiempo y luego hacen que vuelva a bajar lentamente. Con los alimentos de IG medios y bajos es menos probable que sufras picos en los niveles de azúcar en sangre.

Cebada procesada

La cebada perlada, que no es un grano integral porque gran parte del salvado ha sido eliminado, tiene un IG de entre 22 y 29. Después de hervirla durante una hora, perderás algo más de sus cáscaras fibrosas, por lo que el IG asciende a 35. Los copos de cebada arrollada hechos con cebada perlada, que son similares a la avena arrollada, pueden tener un IG de hasta 66.

Granos de cebada

Al descascarar la cebada solo se elimina la parte rígida y no comestible de la cáscara, dejando el salvado intacto para que siga siendo un cereal integral. Los granos que quedan tienen un IG de entre 20 y 22, aún después de su cocción. Además, una vez que los granos son partidos a la mitad, ya no son considerados alimentos integrales. La cebada partida tiene un IG de 50, preparada o cruda, lo que la sigue manteniendo en el espectro más bajo de este índice.

Efecto en el azúcar

Aunque la mayoría de los cereales integrales tienen mucha fibra insoluble, que ayuda a mejorar la regularidad intestinal, la cebada es particularmente rica en fibra soluble. En tu tracto digestivo, los fluidos se unen con este tipo de fibra, creando un compuesto en estado de gel que hace a la digestión más lenta. A medida que este compuesto avanza, retrasa la absorción de azúcar a través de las paredes intestinales. Esta es la principal razón por la que la cebada tiene un índice glucémico tan bajo.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por mariana palma