Las causas de la visión borrosa y mareos

La visión borrosa y los mareos a menudo ocurren juntos debido a las complejas relaciones entre el procesamiento visual y otros sistemas de órganos del cuerpo. Además de las enfermedades de los ojos, una visión borrosa y los mareos pueden ser causados ​​por condiciones sistémicas, enfermedades del sistema nervioso, complicaciones de las enfermedades cardiovasculares y otras condiciones médicas. El tratamiento para la visión borrosa y mareos varía, dependiendo de la causa subyacente.

Enfermedades de los ojos

Cualquier problema con los ojos que cause visión borrosa y percepción distorsionada puede llevar a sentimientos de mareos. Por ejemplo, las personas con miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia -dificultad relacionada con la edad para ver objetos cercanos- ocasionalmente pueden experimentar episodios de mareo junto con visión borrosa. Las cataratas son otra enfermedad común del ojo que pueden dar lugar a visión borrosa y mareos leves. Incluso los cambios oculares relacionados con el embarazo pueden conducir a períodos de visión distorsionada y mareos. Aunque algunos cambios en la visión pueden causar mareos y no reflejan un problema médico grave, es importante consultar cualquier cambio en la visión con un oftalmólogo, especialmente si el cambio se produce repentinamente.

Condiciones cardiovasculares


Todo lo que disminuye el flujo de sangre al cerebro puede provocar mareos y visión borrosa.

Todo lo que disminuye el flujo de sangre al cerebro puede provocar mareos y visión borrosa. Cuando esto se desarrolla repentinamente, por lo general se siente como si estuvieras a punto de sufrir un desmayo. Las personas con insuficiencia cardíaca suelen experimentar estos episodios, sobre todo al levantarse después de estar sentadas o acostadas. Un ataque al corazón puede provocar los mismos síntomas. Algunos tipos de problemas en las válvulas del corazón y el ritmo, pueden dar lugar a episodios similares. La deshidratación severa debido a un sobrecalentamiento o vómitos o diarrea prolongada pueden conducir a una baja de la presión arterial con mareos y visión borrosa. Ciertos medicamentos para la presión arterial y el corazón también pueden causar estos síntomas.

Condiciones del sistema nervioso

Muchas condiciones pueden afectar los nervios y los centros del cerebro implicados en la visión, lo que lleva a una visión borrosa y mareos. Una lesión en la cabeza, derrame cerebral o ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro causan síntomas repentinos. Las infecciones del cerebro y de los tejidos circundantes también pueden desencadenar éstos y otros síntomas del sistema nervioso. Los tumores y enfermedades cerebrales crónicas, como la esclerosis múltiple, a menudo causan síntomas más sutiles y transitorios.

Condiciones sistémicas


Varias otras condiciones médicas que causan problemas de visión pueden llevar a una visión borrosa y mareos.

Varias otras condiciones médicas que causan problemas de visión pueden llevar a una visión borrosa y mareos. Las personas que viven con diabetes pueden experimentar estos síntomas cuando sus niveles de azúcar en la sangre son particularmente altos. La anemia grave puede dar lugar a mareos y visión borrosa debido a la entrega de oxígeno reducida al cerebro y al bajo volumen de sangre. Los problemas de tiroides, trastornos de la glándula suprarrenal y una enfermedad renal severa se encuentran entre las muchas otras condiciones médicas que causan la visión borrosa o distorsionada y los mareos.

Consulta a tu médico

Debido a que la visión borrosa y mareos pueden ocurrir con una amplia gama de condiciones médicas, es importante ver a tu médico para obtener un diagnóstico preciso. Busca atención médica inmediata si notas un cambio repentino en la visión, con mareos, sobre todo si se acompaña de otros síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por joan white | Traducido por luciano ariel castro