Causas de los tobillos hinchados postentrenamiento

El ejercicio moderado se recomienda a menudo para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo, fortalecer los músculos y los huesos, y promover la salud en general y el bienestar. Por lo tanto, cuando notas hinchazón después de tus entrenamientos, puede ser una causa de confusión y preocupación. La hinchazón o edema, en las piernas y tobillos no es necesariamente inusual, y puede ser causada por una serie de factores.

Vasodilatación

Es normal que las partes del cuerpo se hinchen durante y después del ejercicio. De acuerdo con Robert H. Shmerling, MD, este fenómeno se asocia con la vasodilatación. Durante el ejercicio, los vasos sanguíneos se abren para permitir el aumento del flujo sanguíneo. Esto puede provocar que las manos, la cara, las piernas y los pies se agranden un poco e incluso se inflamen. La vasodilatación típicamente retrocede por sí sola después de que tu cuerpo se enfría.

Hormonal

Una respuesta hormonal puede ser responsable de la hinchazón en algunas personas, especialmente en las mujeres. De acuerdo con the National Library of Medicine, las mujeres que toman suplementos de estrógeno pueden ser más propensas a la inflamación. Las mujeres embarazadas también son susceptibles a la hinchazón debido a un aumento global en los niveles de estrógeno, así como al aumento de volumen de sangre y la retención de agua en todo el cuerpo. Debido a que los ejercicios como caminar, correr y practicar senderismo animan a los efectos naturales de la gravedad, la mayor parte de los fluidos van a la parte inferior de las piernas, los tobillos y los pies, durante la actividad física y esto puede resultar en hinchazón.

Lesión

Puedes desarrollar hinchazón si tienes una lesión anterior que aún no ha curado o si te estás recuperando de una cirugía reciente de las piernas o tobillos. Las fracturas por estrés también pueden causar hinchazón. Si corres o caminas mucho, la inflamación en las articulaciones debido a la artritis o la irritación de la tendinitis o sinovitis también puede presentarse como hinchazón de los tobillos.

Falla de los órganos

Aunque la hinchazón de las piernas y los pies puede ser un signo de insuficiencia orgánica, no es probable, sobre todo si la inflamación se produce sólo después de un entrenamiento. En los casos de fallas en el corazón, insuficiencia hepática o renal, el órgano normalmente no puede hacer circular los fluidos a través del cuerpo. Este exceso de fluidos luego crea edema que puede manifestarse como tobillos, manos y pies hinchados. Por motivos de seguridad, consulta con tu médico si tienes alguna preocupación.

Remedios

Si has descartado la insuficiencia de los órganos y las lesiones como posibles causas, no es necesario alarmarte, siempre y cuando la inflamación sea manejable y desaparezca después de unas horas. Si tus tobillos no vuelven a su tamaño normal, debes considerar tomar un descanso de tu rutina de ejercicios para dar tiempo a la curación. También puedes aplicar hielo en el área afectada, o sumergir los pies y los tobillos en un baño de agua con hielo y sal de Epsom. Considera la posibilidad de hacer zapatos deportivos a medida con un armador de zapatos de buena calidad. Los zapatos que ajustan bien pueden ayudar a asegurar que tu marcha sea estable y que estés menos propenso a las lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por sara melone | Traducido por katherine bastidas