Causas de tobillos adoloridos después del ejercicio cardiovascular

Las articulaciones que soportan el peso de los tobillos están perfectamente diseñadas para absorber los golpes y te permiten saltar, bailar y correr. Si experimentas dolor en los tobillos después de hacer ejercicio cardiovascular, podría ser simplemente que tus zapatos no están proporcionando el apoyo que tus tobillos necesitan. En los casos más graves, los tobillos doloridos después del ejercicio cardiovascular pueden indicar un esguince de tobillo o artritis. Habla con tu médico o asesor de salud si el dolor en el tobillo persiste más de 72 horas.

Calzado

Si sientes tus tobillos adoloridos después del ejercicio, lo primero que debes hacer es revisar tu calzado. Los zapatos pueden ser la causa del dolor, especialmente si son muy viejos, están desgastados o no absorben adecuadamente el choque en el tobillo al practicar ejercicio cardiovascular de alto impacto. También podría dar lugar a otras lesiones crónicas en tobillos y pies si no los sustituyes. Al comprar zapatos para atletismo, pruébatelos inmediatamente después de tu entrenamiento, ya que los pies tienden a expandirse durante el ejercicio, de acuerdo con la American Orthopaedic Foot and Ankle Society. Además, tus zapatos nuevos deben sentirse cómodos en el momento en que te los pruebes. No pienses que usarlos por algún tiempo los hará más cómodos.

Artritis

Los tobillos adoloridos después del ejercicio cardiovacular también pueden indicar artritis. Esto es especialmente cierto si eres mujer y mayor de 40 años. Si experimentas otros síntomas en el tobillo como hinchazón, rigidez, calor o enrojecimiento en el tobillo y zonas cercanas, y se reduce la movilidad, habla con tu médico. Mientras tanto, incorporar ejercicios de resistencia a tu rutina de ejercicio puede reducir algunos de los síntomas. Un estudio de 2011 co-escrito por Bernard F. Hurley, Ph.D. y publicado en "Sports Medicine", encontró que el ejercicio de fuerza revirtió significativamente varios de los efectos comúnmente asociados con la artritis reumatoide, incluyendo dolor, inflamación, debilidad muscular y cansancio.

Esguinces

El dolor en uno o ambos tobillos después del ejercicio cardiovascular también puede indicar la presencia de un esguince. Los esguinces de tobillo son lesiones comunes relacionadas con el deporte, de acuerdo con Jim Taylor, Ph.D., co-autor de "Comprehensive Sports Injury Management", y tienen que estar totalmente recuperados y sanos antes de volver a hacer ejercicio. De lo contrario, el esguince puede ser recurrente e interferir con tu ejercicio a largo plazo. Otros síntomas de esguinces incluyen hinchazón y pérdida de movilidad.

Síndrome del túnel tarsiano

El dolor en los tobillos después del ejercicio cardiovascular también puede ser señal del síndrome del túnel tarsiano, que ocurre cuando el nervio tibial posterior situado en el tobillo se comprime y se inflama. Otros síntomas de esta condición incluyen hormigueo y entumecimiento. El síndrome del túnel tarsiano responde bien al descanso, terapia de hielo para reducir la inflamación y medicamentos anti-inflamatorios.

Más galerías de fotos



Escrito por emma cale | Traducido por sergio mendoza