Las causas de un tobillo hinchado sin dolor

La hinchazón de los tobillos sin dolor ocurren con relativa frecuencia, especialmente entre los adultos mayores. El padecimiento se caracteriza por una acumulación excesiva de líquido en los tejidos blandos de las extremidades inferiores. Una variedad de enfermedades y anomalías pueden conducir a la hinchazón del tobillo sin dolor. En algunos casos, este síntoma se resuelve rápidamente y no indica un problema médico permanente. Los tobillos hinchados persistentes sin dolor, sin embargo, pueden indicar una enfermedad subyacente grave.

Inactividad

La actividad muscular ayuda a impulsar la sangre de las piernas hacia el corazón. Los períodos de inactividad prolongada puede causar la acumulación de sangre en las piernas, lo que lleva con frecuencia a la pérdida de líquido en los tejidos blandos y la hinchazón del tobillo sin dolor. Un paseo largo en auto o un vuelo largo de avión a menudo provoca hinchazón transitoria de los tobillos sin dolor, toma nota de la National Library of Medicine la enciclopedia en línea de MedlinePlus. Las personas cuyas ocupaciones requieren estar mucho tiempo sentadas también pueden desarrollar inflamación de los tobillos sin dolor, también conocido como edema periférico. Flexionar regularmente los músculos de las piernas mientras estás sentado y tomar breves descansos para caminar puede ayudarte a reducir la hinchazón del tobillo asociado con la inactividad prolongada.

Embarazo

Las mujeres embarazadas a menudo desarrollan los tobillos hinchados sin dolor, especialmente al final del embarazo. La sal hormonal inducida y la retención de agua contribuyen a la inflamación en el tobillo relacionados con el embarazo. Además, el útero agrandado obstruye parcialmente el flujo de sangre de las piernas. El aumento de la presión resultante dentro de las venas de las piernas comúnmente conduce a fugas de fluido en los tejidos blandos de los tobillos. Aunque la inflamación en el tobillo por lo general resulta inofensiva durante el embarazo, el obstetra Roger Harms de Mayo Clinic advierte que un aumento repentino de la hinchazón del tobillo o hinchazón severa puede indicar el desarrollo de la preeclampsia, una complicación grave del embarazo.

El sobrepeso y la obesidad

Las personas que tienen sobrepeso o son obesas desarrollan a menudo una dolorosa hinchazón del tobillo, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center. El exceso de grasa corporal comprime la pierna y las venas abdominales, aumentando la presión dentro de los vasos sanguíneos y promoviendo las fugas de fluido en los tejidos blandos. La inactividad conduce a la acumulación de sangre, lo que aumenta aún más la presión dentro de las venas de las piernas. Los efectos combinados del exceso de grasa corporal y la inactividad comúnmente conducen a la hinchazón del tobillo sin dolor. La pérdida de peso y el aumento de la actividad física pueden ayudar a aliviar la hinchazón del tobillo causada por el exceso de peso corporal.

Insuficiencia Cardiaca

La hinchazón persistente del tobillo sin dolor es un síntoma común en las personas con insuficiencia cardíaca moderada o grave, anota la American Heart Association. La capacidad de bombeo debilitada del corazón causa la acumulación de sangre en las piernas y la retención de agua por los riñones. Estos factores suelen provocar un edema indoloro de los tobillos, pies y parte inferior de las piernas.

Enfermedad renal

La inflamación indolora de los tobillos es un síntoma común de la enfermedad renal aguda o crónica, de acuerdo con "The Merck Manual for Healthcare Professionals". Los riñones mantienen el equilibrio normal de agua y sal en el cuerpo. La enfermedad renal es causa frecuente de la retención anormal de sal y agua, lo que resulta en una sobrecarga de líquidos y fugas en los tejidos blandos. La restricción de sal puede ayudar a reducir el edema periférico en personas con inflamación en el tobillo relacionadas con los riñones.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por gabriela nungaray