Causas de los tirones abdominales después de hacer ejercicio

Un tirón o desgarro abdominal es una lesión en las fibras musculares del abdomen. Esta lesión se produce cuando los músculos abdominales se estiran demasiado a través de varios movimientos elevadores o de torsión, lo que lleva a que el tejido muscular sea parcial o totalmente desgarrado. Tus músculos abdominales son una parte importante de tu anatomía básica y se utilizan para todo, desde la respiración a caminar y orinar. La importancia de los músculos abdominales en la actividad cotidiana hace que el desgarro de este músculo sea angustiante. Consulta a tu médico si el dolor intenso persiste.

Causas comunes

Una causa común de los tirones musculares abdominales es realizar ejercicios vigorosos sin la preparación adecuada. Por ejemplo, poner demasiado peso en una máquina de contracción abdominal sin calentamiento previo al ejercicio puede aumentar tus posibilidades de un desgarro muscular. Doblar bruscamente el cuerpo o el uso de una técnica incorrecta durante las abdominales o sentadillas (situps) también puede conducir a un tirón muscular.

¿Durante o después del ejercicio?

Puedes experimentar un tirón muscular abdominal durante el ejercicio, pero sólo reconocer el dolor después de completar tu entrenamiento. El ejercicio de alta intensidad puede causar la liberación de adrenalina en el cuerpo, lo que puede ayudar temporalmente con el dolor ligero. Cuando la adrenalina se desvanece, se siente el dolor y asumes que los tirones de los músculos abdominales es después de hacer ejercicio. Los entrenamientos intensivos también deben ir seguidos de 24 a 48 horas de descanso, el ejercicio excesivo y sin recuperación muscular adecuada puede aumentar tus posibilidades de tirones de los músculos después del ejercicio, incluso después de dejar el gimnasio, como al levantar un objeto pesado en casa.

Cómo reconocerlo

Un tirón abdominal suele ser doloroso al tacto y puedes notar hinchazón o moretones, según el NYU Langone Medical Center. Otros síntomas pueden incluir rigidez, espasmos musculares y dolor al tratar de flexionar o contraer tus músculos abdominales. Un tirón muscular abdominal puede ser difícil de diferenciar de otras lesiones o condiciones tales como una hernia o una apendicitis, por lo que es importante consultar a un médico cuando experimentas dolor severo o gran hinchazón.

El tratamiento de un tirón muscular

Los músculos abdominales son difíciles de reposar, porque los usamos para los movimientos funcionales, como ponerte de pie o simplemente caminar. Mientras descansas, puedes aplicar una bolsa de hielo a la lesión muscular durante unos 20 minutos, tres o cuatro veces al día. Evita poner el hielo directamente sobre la piel envolviéndolo en una toalla. Un médico puede recetarte medicamentos de venta libre para aliviar el dolor o analgésicos de prescripción. Cuando te recuperas del tirón muscular, vuelve de nuevo al ejercicio, con extra de tiempo de calentamiento y un paquete de aplicación de calor en los músculos abdominales.

Más galerías de fotos



Escrito por frank yemi | Traducido por gabriela nungaray