Causas de la ruptura o la caída del cabello

En promedio, el 90 por ciento de los cabellos de tu cabeza están en la fase de crecimiento, mientras que el otro 10 por ciento, en un estado de reposo en el que el folículo del pelo se seca y el cabello cae. Hay varios factores que pueden acelerar la pérdida de cabello, incluyendo la desnutrición, el estrés, los desequilibrios hormonales y la genética. Algunas de ellas, como la dieta y los tratamientos para el cabello, también pueden conducir a la ruptura ocasionando que se caiga más fácilmente.

Mala alimentación

Ciertos trastornos alimenticios (como la anorexia y la bulimia, las dietas exprés y las dietas de moda) pueden agotar los nutrientes vitales necesarios para el crecimiento del cabello, por ejemplo: las dietas veganas que descartan la carne y no pueden proporcionar suficiente hierro, el principal transportador de oxígeno a los folículos pilosos. De hecho, sin los suficientes nutrientes como el sílice, la vitamina B-12, las proteínas, el zinc y el hierro, tu cabello puede comenzar a crecer frágil o dejar de crecer completamente.

Tratamientos para el cabello

Los productos químicos como los tintes, los alaciantes y los decolorantes pueden hacer que el cabello se rompa y se caiga. Por lo general, el mal uso y el abuso de los productos contribuyen a la pérdida de cabello debido a que los productos químicos empiezan a quemar el cuero cabelludo, matando a los folículos pilosos. Del mismo modo, cepillarse o peinarse constantemente el cabello puede dañar y dividir cada hebra de cabello.

Uso excesivo de los utensilios para modelarlo con calor

Según CNN Research, las planchas y tenazas calientes (que utilizan las temperaturas extremas para modelar el cabello) pueden provocar la división y el encrespamiento de cada hebra de cabello. Estas herramientas dependen del calor para romper las uniones de hidrógeno que hacen que el cabello tome la forma que se le está dando y su uso constante conduce a un adelgazamiento y la ruptura de las hebras.

Jalar el cabello

Otro forma de ocasionar la caída del cabello es jalándolo excesivamente, por lo general cuando se peina y se modela. Un artículo del New York Times afirma que el champú y el acondicionador no provocan la pérdida de cabello, sino el hecho de recogerlo en una coleta o chongo constantemente. Cada vez que jalas tu cabello, incluso como resultado de un hábito nervioso, ocasionas que las hebras de cabello se hagan más delgadas y jalándolo lo suficiente puedes arrancarlo desde la raíz o romperlo.

Estrés, hormonas y nutrición

Cambios hormonales durante el embarazo, la pérdida rápida de peso, la fiebre alta y el malestar emocional pueden provocar la caída del cabello. Esta forma de pérdida de cabello, conocida como efluvio telógeno, resulta cuando las situaciones estresantes o los cambios hormonales o de alimentación envían las células de pelo prematuramente en telógeno; la fase de reposo del crecimiento del pelo. En promedio, el efluvio telógeno puede tardar hasta tres meses en aparecer después de los factores que lo causaron y puede durar otros tres meses, una vez que se elimina.

Genética

La calvicie masculina o alopecia androgenética resulta cuando la fase de reposo del ciclo del pelo dura más y llega antes que la fase de crecimiento. Esta forma de pérdida de cabello es hereditaria y más común en los hombres que tienen antecedentes de calvicie en algún miembro de su familia. Las mujeres también pueden experimentar la calvicie común, pero son mucho más propensas a desarrollar el efluvio telógeno porque la alopecia androgenética depende de la hormonas masculinas o andrógenos. En todos los casos, la pérdida del cabello se produce con más frecuencia durante la edad avanzada.

Más galerías de fotos



Escrito por sky smith | Traducido por maria del rocio canales