Causas de tener poca resistencia

En atletismo, la resistencia se puede concebir como una combinación de velocidad y durabilidad. Se define como la capacidad de tener gran intensidad durante periodos de tiempo relativamente largos. La resistencia es necesaria para un medio maratón de 10 km. Mientras que las carreras de velocidad de 5 km se centran en la velocidad, los maratones se centran en la resistencia. Desarrollar altos niveles de resistencia requiere de una buena salud física y mental, de entrenamiento fisiológico adecuado y descanso, y de ambientes tolerables, factores sin los cuales no podrás mantener una buena resistencia.

Las enfermedades reducen la resistencia


Los métodos de entrenamiento, las enfermedades y el ambiente afectan tu capacidad para desarrollar la resistencia.

La buena salud física y mental son facilitadores, mientras que las dificultades se presentan cuando hay enfermedades respiratorias, enfermedades del corazón, músculos débiles, huesos frágiles y enfermedades mentales. El asma impide la respiración y la absorción de oxígeno, la enfermedad cardíaca daña la circulación, la osteoporosis amenaza la capacidad de los huesos para soportar las fuerzas de impacto. Los músculos débiles impiden que se realice entrenamiento intenso, y las enfermedades mentales pueden interferir con la concentración necesaria para entrenar duro. Cuando el cuerpo y la mente luchan para mantener las funciones normales, las funciones extraordinarias, como la resistencia se ausentan. Incluso los medicamentos, en especial aquellos para la presión arterial, pueden provocar fatiga extrema, dolor en el pecho y latidos irregulares del corazón, según indica FamilyDoctor.org.

Mejora la resistencia con intervalos

Los atletas que carecen de entrenamiento adecuado o que carecen de descanso, probablemente también carecerán de resistencia. El esfuerzo y la recuperación determinarán la resistencia de un atleta, y aquellos que equilibran el esfuerzo máximo con descanso y recuperación mejorarán en gran medida su resistencia. Para los corredores, el entrenamiento de resistencia debe combinar la distancia con la velocidad, según los estudios fisiológicos como el que se detalla en "Running Research News". El estudio noruego, llevado a cabo por investigadores del Agder University College's Department of Health and Sport, ilustra los beneficios del entrenamiento en intervalos, por los cuales los esfuerzos muy intensos se intercalan con períodos de descanso breves. Sin intervalos, los corredores fallan en resistir el estrés de forma óptima de sus sistemas neuromusculares y respiratorios, y no logran recuperarse adecuadamente entre esfuerzos. El estrés hace que el cuerpo se extralimite, y los períodos de descanso, como el sueño, permiten que el cuerpo se recupere del estrés y se haga más fuerte.

Factores ambientales

Los extremos de altitud, de humedad y de temperatura amenazan la capacidad de tu cuerpo para mantenerse con normalidad, y la resistencia es una de las primeras víctimas de la ausencia de las funciones normales a causa de su dependencia de los procesos metabólicos básicos, como el consumo de oxígeno, la evaporación del sudor y la generación de calor. Los atletas que intercambian de elevaciones bajas a altas pueden tener dificultades para ejercitarse en la primera semana y fatigarse rápidamente durante los entrenamientos, hasta que sus cuerpos se ajusten a los niveles más bajos de oxígeno de las altitudes más altas. El cuerpo lo compensa al producir más glóbulos rojos, una transición incómoda, pero que mejora significativamente la resistencia al regresar a las elevaciones más bajas, según Peak Running Performance. Los ambientes calientes y húmedos reducen la evaporación del sudor, y cuando tu función de refrigeración falla, la temperatura corporal interna se eleva, y la intensidad del entrenamiento disminuye. Sin intensidad, el entrenamiento de intervalo falla, al igual que tu resistencia.

Optimizar las condiciones para obtener resistencia

Analiza tus hábitos de ejercicio, medicamentos y entornos. No siempre serás capaz de mejorar todas las condiciones, pero si no has intentado hacer entrenamiento en intervalos, pruébalo. Si estás tomando medicamentos, busca consejos sobre sus efectos en la actividad física. Y si el calor agobiante y la humedad dificultan demasiado el ejercicio, intenta hacer tus entrenamientos en interiores o en agua fría. La resistencia es un mérito para mejorar, ya que permite hacer actividades placenteras y gratificantes, tanto en los campos del atletismo como en los ambientes de trabajo.

Más galerías de fotos



Escrito por fiona bayly | Traducido por mayra cabrera