Las causas de los pies hinchados luego de correr

Correr es una Buena manera de hacer ejercicio fortificando el corazón, manteniendo los huesos y la masa muscular y ayudando a la regulación de la presión sanguínea y los niveles de glucosa. Mientras que los beneficios de correr son varios, los riesgos deberían ser tenidos en cuenta. De hecho, los corredores podrían desarrollar pies hinchados, durante y luego de una sesión de ejercicios. Comprender las causas de los pies hinchados puede ser útil cuando se trata de su administración y prevención.

Lesiones por uso prolongado

Según el American Council of Sports Medicine, las lesiones por uso excesivo, como fracturas por estrés, tendinitis y demás, son la causa más seria de pies hinchados en los corredores. Tradicionalmente, las lesiones por uso excesivo suceden como resultado de la intensidad aumentada del ejercicio demasiado rápido o de no tener la cantidad de descanso suficiente. Para evitar estas condiciones, los corredores deberían aumentar la intensidad de su ejercicio a un máximo del 10 por ciento por semana. Conseguir por lo menos un día de descanso por semana puede ser útil cuando se trata de evitar el desarrollo de una lesión por uso excesivo.

Retención de líquidos

Durante una Carrera, la gravedad está llevando los fluidos constantemente fuera de la parte superior de tu cuerpo y del torso y hacia los pies. Mientras que los corredores de corta y media distancia no sufrirán retención de líquidos, quienes corran grandes distancias y estén de pie por una hora o más, es probable que desarrollen pies hinchados. Tomar un descanso y sentarse después de algunas millas puede mejorar la circulación de sangre y ayuda a que vuelva a la parte superior del cuerpo. Utilizar cierto tipo de medias, conocidas como medias de compresión también puede ser efectivo al maximizar el flujo de sangre y evitar la retención de líquidos.

Calzado que encaja

Los corredores serios saben que un calzado para correr adecuado es crucial cuando hay que maximizar el rendimiento. No debería ser una sorpresa que un calzado con un calce malo disminuya el rendimiento y además cause que el cuerpo reaccione de maneras inusuales. Los calzados que no encajan bien podrían presionar los dedos, el talón o el tobillo, forzando a que los músculos trabajen más para mantener el equilibrio. Esta demanda aumentada en los músculos huesos y ligamentos de los pies a menudo son los culpables de los pies hinchados durante o luego de correr.

Técnica de carrera inadecuada

Finalmente, utilizar una técnica de errónea para correr también podría causar pies hinchados. Mientras corres, deberías tomar pasos largos, caer con la punta de los pies y además utilizar esta parte del pie para impulsarte del suelo para el siguiente paso. Los corredores que caen con el talón o la suela aumentan la tensión y el traumatismo en los pies y podrían desarrollar una lesión dolorosa. Considera consultar a un terapeuta físico o a un fisiólogo si necesitas más entrenamiento para una buena técnica para correr.

Manejando los pies hinchados

Hasta con los mejores esfuerzos, algunos corredores siguen siendo propensos al desarrollo de pies hinchados. Si este es tu caso, el manejo de la condición, en lugar de la prevención, es tu mejor opción. Elevar el pie hinchado luego de correr puede ser una de las maneras más efectivas de eliminar los signos y síntomas de esta condición. Aplicar un paquete de hielo por 10 a 15 minutos también podría ayudar con la vaso constricción, ya que evita que la sangre se estanque y controla la hinchazón de mediana a severa.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por sebastian castro