Causas nutricionales de la depresión

Cuando comes una dieta saludable, puedes notar que eres más feliz. Las deficiencias de nutrientes causadas por una nutrición pobre pueden llevar a desordenes de humor y consecuentemente a la depresión. Los nutrientes como los aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas y minerales trabajan juntos en sinergia para mantener saludable tanto el funcionamiento cerebral como las membranas cerebrales. Tu cerebro sintetiza neurotransmisores importantes para el control del humor como la serotonina y la dopamina. Las deficiencias en los neurotransmisores han sido asociadas con la depresión.

Los nutrientes para un cerebro saludable


Una nutrición adecuada disminuye el riesgo de depresión.

Algunos de los aminoácidos y ácidos grasos que tu cuerpo necesita para mantener niveles saludables de neurotransmisores no pueden ser sintetizados por el cuerpo. Son llamados aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales. Debes consumir estos de fuentes alimenticias. Las vitaminas y minerales adecuadas también se necesitan para ayudar al metabolismo y funcionamiento de estos nutrientes esenciales para un apropiado funcionamiento cerebral.

Aminoácidos esenciales


Es más fácil obtener los ocho aminoácidos esenciales de proteínas de alto valor biológico.

Los aminoácidos inadecuados se han vinculado a la depresión debido a los niveles bajos de neurotransmisores. De los 20 aminoácidos, ocho son esenciales. La quinua, aves de corral, carne roja y pescado contienen los ocho aminoácidos esenciales. Se consideran proteínas de alto valor biológico. Las proteínas vegetales, aparte de la quinua, son bajas en uno o más aminoácidos esenciales, así que come una variedad de vegetales si no comes proteína animal o quinua regularmente.

Ácidos grasos omega-3


El pescado contiene ácido graso omega-3 y todos los ocho aminoácidos esenciales.

La deficiencia en el ácido graso omega-3 está asociada con la depresión, y este ácido graso ha demostrado su efectividad para tratar dicho problema. Cerca del 50 por ciento de la materia gris de tu cerebro son grasas poliinsaturadas. Alrededor del 33 por ciento de eso son ácidos grasos omega-3, que son ácidos grasos esenciales. Las membranas cerebrales y tejidos deben mantenerse para una adecuada función cerebral. Las nueces, semillas y pescado te proveen de ácidos grasos omega-3.

Dieta y depresión


Cambiar tu dieta puede mejorar tu salud mental.

Basa tu dieta en vegetales frescos y pescado. Haz que tus refrigerios sean de nueces, semillas, frutas y vegetales, y evita consumir comida chatarra, que sólo aporta calorías vacías y grasas malas en lugar de una adecuada nutrición. Comer siguiendo una dieta más saludable puede ayudarte a prevenir deficiencias de nutrientes y tratar las deficiencias que quizá no sepas que tienes. Esto puede ayudarte a tratar y prevenir la depresión.

Más galerías de fotos



Escrito por jamie yacoub | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez