Las causas de niveles elevados de bilirrubina

La bilirrubina es un subproducto de la descomposición normal de hemoglobina cuando los glóbulos rojos viejos se descomponen, la hemoglobina dentro de ellos se convierte en bilirrubina. El hígado entonces degrada la bilirrubina en la bilis y, o bien la almacena en la vesícula biliar o excreta a través de la materia fecal. Una pequeña cantidad circula en el torrente sanguíneo. Varias enfermedades que afectan al hígado, la vesícula biliar o las células rojas de la sangre pueden causar un aumento del nivel de bilirrubina. Cuando la bilirrubina se acumula en la sangre, puede causar ictericia, coloración amarilla de la parte blanca de los ojos y la piel.

Enfermedades del hígado

El hígado normalmente convierte la bilirrubina en una forma muy soluble para que pueda ser excretada del cuerpo en las heces. Cuando el hígado no funciona correctamente, la bilirrubina no se convierte en una forma excretable y se acumula en el cuerpo. Las condiciones crónicas del hígado como la cirrosis o la hepatitis viral, que producen inflamación y cicatrización del hígado, comúnmente causan aumento de la bilirrubina. Las enfermedades hereditarias, como el síndrome de Gilbert y el síndrome de Dubin-Johnson, interfieren con el proceso normal de la bilirrubina y comúnmente conducen a altos niveles en sangre.

Conducto biliar y la enfermedad de la vesícula biliar

Las condiciones que dañan o bloquean los conductos biliares pueden causar niveles elevados de bilirrubina. Una condición llamada colestasis, es el flujo de la bilis disminuido causado por una obstrucción del conducto biliar o menor secreción de la bilis desde el hígado, puede conducir a niveles altos de bilirrubina. Los tumores de la vesícula biliar, el hígado, las vías biliares o del páncreas también pueden producir niveles altos de bilirrubina mediante el bloqueo de los conductos utilizados para excretar bilirrubina. Los cálculos biliares pueden obstruir parcial o completamente el flujo de bilis, lo que conduce a niveles elevados de bilirrubina.

Anemia hemolítica

La anemia hemolítica es una condición en la cual los glóbulos rojos se destruyen prematuramente en el cuerpo. Dado que la bilirrubina se produce durante el proceso de descomposición de los glóbulos rojos, el aumento de la destrucción común conduce a un nivel elevado de bilirrubina. Las enfermedades hereditarias pueden causar anemia hemolítica. Por ejemplo, la anemia de células falciformes conduce a células de la sangre en lugar de forma de media luna normales son en forma de disco de color rojo. Estas células no sobreviven tanto tiempo como los glóbulos rojos normales y se destruyen de forma prematura. Otras afecciones adquiridas durante la vida también pueden causar anemia hemolítica. Por ejemplo, con anemia hemolítica autoinmune, el cuerpo produce anticuerpos contra los glóbulos rojos erróneamente, orientándolos para su destrucción. Lupus, ciertos tipos de leucemia o linfoma y la infección con el virus de Epstein-Barr pueden aumentar el riesgo de anemia hemolítica autoinmune

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar un aumento en los niveles de bilirrubina en algunas personas. Los medicamentos tales como rifampicina (Mycobutin) y probenecid disminuyen la absorción de la bilirrubina en el hígado, lo que puede dar lugar a mayores niveles en sangre. Otros medicamentos, como la clorpromazina, la eritromicina (Eryc, Ery-Tab), incluyendo estrógenos conjugados (Premarin, Prempro) utilizados para la terapia de reemplazo de hormonas y esteroides anabolizantes como la nandrolona pueden causar colestasis e impedir la secreción de bilirrubina en la bilis. Los medicamentos tales como el acetaminofén (Tylenol, Excedrin), que pueden ser tóxicos para el hígado en dosis altas, también pueden aumentar la bilirrubina.

Más galerías de fotos



Escrito por leann mikesh, ph.d. | Traducido por gabriela nungaray