Causas de la hinchazón de una sola pierna con dolor

El dolor y la inflamación que afecta sólo a una pierna se produce por lo general debido a un traumatismo o enfermedad de la pierna, en lugar de una enfermedad sistemática, dice el sitio web de la Clínica Mayo. Una serie de enfermedades, algunas graves, pueden causar que una pierna se hinche y duela. Estos síntomas requieren atención médica, sobre todo si hay otros síntomas como fiebre, enrojecimiento o dolor en el pecho.

Trombosis venosa profunda

La formación de coágulos en la sangre de la pierna, se conoce como trombosis venosa profunda o TVP, suele ocurrir después de una lesión de una vena o si se desacelera el flujo sanguíneo, lo que permite la formación de coágulos. Las personas que coagulan más de lo habitual debido a tendencias genéticas o porque están tomando medicamentos que la favorecen, como píldoras anticonceptivas, también pueden desarrollar TVP. Rara vez, las personas que se sientan por largos periodos sin mover las piernas con frecuencia pueden desarrollar TVP, aunque esto normalmente ocurre únicamente en personas con otros factores de riesgo, explica Merck Manuals Online Medical Library. La TVP puede causar inflamación en las piernas sobre el coágulo de sangre, dolor y sensibilidad al tacto y enrojecimiento. Un coágulo se puede desprender y viajar a través de los vasos sanguíneos, alojándose finalmente en el sistema pulmonar. Conocido como embolia pulmonar, un coágulo en el sistema pulmonar provoca dolor en el pecho o falta de respiración y puede conducir a un colapso o muerte súbita. Los medicamentos para adelgazar la sangre previene los coágulos en las personas con estas tendencias o trata a las personas que presentan la enfermedad.

Celulitis

La celulitis es una infección bacteriana común que causa dolor, enrojecimiento e hinchazón, ocurre comúnmente en la pierna, junto con fiebre y calor. La piel puede presentar pequeñas manchas rojas o ampollas. Las lesiones por algo tan insignificante como una picadura de insecto permite que las bacterias entren y causen la enfermedad. Las personas con un sistema inmunológico débil tienen un mayor riesgo de desarrollar celulitis. Un tratamiento de antibióticos cura la infección.

Linfedema

La acumulación de líquido linfático en una pierna lesionada, conocido como linfedema, puede ocurrir después de un trauma, cirugía, infección, radiación o cáncer en el que se extraen los ganglios linfáticos en la pierna o en la pelvis, según la National Lymphedema Network. La hinchazón conduce al dolor, una sensación de pesadez en la pierna y una disminución de la función ya la que es difícil doblar la pierna o estar de pie. Para tratar la enfermedad se recomienda el drenaje manual de la zona, lo que hace que la linfa salga de la misma y el vendaje de compresión.

Insuficiencia venosa crónica profunda

La TVP que se presentó previamente en una pierna puede causar cicatrización que resulta en daño permanente a las válvulas de la pierna que tiene una circulación normal, la enfermedad se llama insuficiencia venosa crónica profunda. El edema se acumula en la pierna, causando hinchazón, la piel se enrojece, da comezón y se hace escamosa. El dolor se produce al estar de pie o caminar sobre la pierna. La piel frágil que está sobre la lesión y se rompe con facilidad, causando úlceras y llagas. Los vendajes de compresión ayudan a reducir la inflamación en la pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por daniela fedorov