Causas de la fatiga y dolor de las piernas

Muchas condiciones médicas pueden causar dolor en las piernas, que también pueden estar asociados con la fatiga. Determinar cuáles de estas condiciones pueden estar causando los dos síntomas requiere de un conocimiento profundo de la historia del paciente, qué producen los síntomas, lo que lo mejora y qué otros síntomas están presentes. Poner toda esta información en conjunto requiere la consulta con un médico, pero los pacientes pueden encontrarla útil para entender algunas de las posibles causas de antemano.

Exceso de entrenamiento

El exceso de entrenamiento es un tipo de sobreesfuerzo que puede causar tanto la fatiga y los dolores musculares. Se suele ver en los atletas competitivos, pero de acuerdo a la edición de junio de 2003 "The Physician and Sports Medicine", puede ocurrir en los entusiastas del deporte que hacen ejercicio intenso durante un período prolongado de tiempo. Otros síntomas del síndrome de exceso de entrenamiento incluyen irritabilidad, insomnio, ansiedad y aumento de la susceptibilidad a la infección. Es más probable que afecten a los propósitos de Año Nuevo, ya que alguien aumenta drásticamente el ejercicio regular después de un largo período de inactividad.

Las causas circulatorias

Los trastornos que disminuyen la circulación en las piernas pueden causar dolor y fatiga. Un ejemplo de un trastorno de este tipo es la enfermedad arterial periférica, o PAD . PAD es provocada por las placas ateroscleróticas que bloquean las arterias de las extremidades, similares a las placas que bloquean las arterias coronarias en la enfermedad arterial coronaria. PAD causa clásicamente dolor en las piernas al caminar o subir escaleras y mejora con el reposo. Con frecuencia hay una sensación general de fatiga debido a la disminución de la circulación. PAD afecta típicamente a las personas mayores con una larga historia de tabaquismo y otros factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol alto y diabetes. PAD es un trastorno potencialmente peligroso, ya que también puede indicar un grave grado de enfermedad de la arteria coronaria.

Trastornos autoinmunitarios

Los trastornos autoinmunes ocurren cuando el sistema inmunológico reconoce por error parte del cuerpo como un invasor extranjero y lo ataca. Los trastornos autoinmunes suelen causar dolor en el área bajo ataque inmunológico, así como síntomas constitucionales, como fiebre y fatiga. La polimialgia reumática es un ejemplo de un trastorno autoinmune que puede causar dolores musculares en las piernas y la fatiga. Otros síntomas incluyen fiebre, malestar general y pérdida de peso involuntaria. La polimialgia reumática normalmente afecta a las personas mayores y es más común en las personas de ascendencia del norte de Europa. Al igual que la mayoría de los trastornos autoinmunes, afectan a más mujeres que hombres.

Fibromialgia y Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica o CFS y la fibromialgia son diagnósticos de exclusión. Esto significa que no son tanto causas de dolor en las piernas y la fatiga, pero son diagnósticos dados cuando otras causas no se pueden determinar. La fatiga, dolor de cabeza, dolores musculares y trastornos del sueño son algunos de los síntomas comunes a ambos síndromes. Los síntomas de la fibromialgia son más estrechamente asociados con el aumento de la percepción del dolor y los síntomas del SFC son más con la fatiga y de tipo gripal, dadas sus características comunes, sin embargo, estas diferencias pueden representar un espectro de resultados de un trastorno subyacente común. Los intentos de encontrar específicas bioquímicas, radiológicas o rasgos anatómicos que caractericen cualquiera de los trastornos, en el mejor de los resultados inconsistentes, según un artículo de opinión publicado en la edición de octubre de 2004 de lAPLAR Journal of Rheumatology. La depresión es una característica común de ambos síndromes y el tratamiento de esta depresión con frecuencia mejora los síntomas. Sin embargo, este hecho no implica necesariamente que los síndromes sean fundamentalmente psiquiátricos, , ya que la depresión puede conducir a la sensibilidad al dolor y un aumento de la fatiga.

Más galerías de fotos



Escrito por sydney hornby, m.d. | Traducido por gabriela nungaray