Causas de dolor en el cuadrante inferior derecho

El dolor en el cuadrante inferior derecho, la zona inferior derecha del abdomen, puede surgir de una variedad de causas. Estas causas varían en severidad de leve a potencialmente mortal, posiblemente requiriendo una cirugía de emergencia. El cuadrante inferior derecho contiene órganos de los aparatos digestivo, urinario y reproductivo, junto con vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos. Las anomalías en cualquiera de estos órganos, estructuras y tejidos pueden causar dolor en el cuadrante inferior derecho, o CID.

Sistema digestivo

Las anomalías de órganos del sistemas digestivo son la causa más común de dolor CID. La apendicitis, hinchazón e inflamación del apéndice, encabeza la lista de las posibles causas del sistema digestivo. La diverticulitis, que es la inflamación o infección de las pequeñas bolsas a lo largo del intestino grueso, es otra posible causa del dolor CID. Otras causas posibles incluyen el cáncer de colon y la enfermedad inflamatoria del intestino, incluyendo la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. El divertículo de Meckel, un abultamiento del intestino inferior, puede dar lugar a dolor CID también.

Sistema urinario

El sistema urinario incluye los riñones, los uréteres y la vejiga. El uréter derecho, el tubo por el que fluye la orina desde el riñón a la vejiga, pasa por el CID. Los cálculos renales pueden presentarse en cualquier parte a lo largo del uréter, causando por lo general un dolor intenso. Las infecciones del tracto urinario también pueden causar dolor en esta zona, especialmente si la infección migra desde la vejiga hacia el riñón. los grandes tumores y quistes del sistema urinario pueden causar dolor CID. Pueden ser no cancerosos, como en la enfermedad poliquística del riñón, o cancerosos, como en el cáncer de vejiga o riñón.

Sistema reproductor femenino

En las mujeres, el dolor CID surge con frecuencia de los órganos del sistema reproductivo, incluyendo el útero, las trompas de falopio y los ovarios. Los quistes ováricos pueden torcerse o romperse, causando dolor. El embarazo ectópico, un embarazo que se produce fuera del útero, causa dolor a medida que crece. Si no se trata, un embarazo ectópico puede romper y causar dolor severo. La enfermedad inflamatoria pélvica, o EIP, una infección bacteriana de los órganos reproductores femeninos, puede causar dolor. El EIP no tratado puede conducir a la formación de un absceso, una acumulación de líquido o pus infectado, con el empeoramiento del dolor. La endometriosis es una condición dolorosa que ocurre cuando las células del revestimiento del útero crecen en diferentes lugares dentro de la pelvis. El dolor asociado con la endometriosis suele ser cíclico, yendo y viniendo en relación con el ciclo menstrual de una mujer.

Sistema músculo-esquelético

El sistema músculo-esquelético se compone de los músculos, tendones, ligamentos, huesos y otros tejidos conectivos del cuerpo. El dolor CID puede desarrollarse a partir de las distensiones musculares después de que una persona hace actividad física vigorosa. Los huesos de la columna vertebral, conocidos como vértebras, tienen discos suaves entre ellos para la amortiguación. Si estos discos se sobresalen y chocan en un nervio, pueden provocar dolor en el área que el nervio sirve. Una hernia en el lado derecho, una condición en la que una porción del intestino sobresale a través de un defecto en los músculos de la pared abdominal, puede causar dolor CID fluctuante o dolor severo, constante.

Sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular incluye el corazón, las arterias y las venas. La arteria más grande del cuerpo, la aorta, fluye a través del abdomen hasta que se divide en dos arterias, las arterias ilíacas comunes. Un aneurisma aórtico, inflamación o el agrandamiento de la aorta, puede dar lugar a dolor CID. El dolor es causado por la fuga de sangre en la pared de la aorta o la ruptura del segmento ampliado. Si el área ampliada se extiende desde la aorta inferior para incluir la arteria ilíaca común derecha, esto puede causar dolor en el CID.

Precauciones

El dolor en el CID acompañado por ciertos signos y síntomas podrían indicar un problema de salud grave. Los signos y síntomas a tener en cuenta incluyen fiebre, incapacidad para comer, náuseas y vómitos, heces con sangre, sangre en la orina, somnolencia extrema y otros cambios mentales repentinos. Si cualquiera de estos signos o síntomas se presentan con dolor abdominal, busca atención médica inmediata.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie vargas, m.d. | Traducido por roberto garcia de quevedo