Causas del nervio óptico inflamado

El nervio óptico es la conexión del ojo con el cerebro y es fundamental para la forma en que procesas la vista. Si el nervio óptico se inflama, la visión puede ser dramáticamente afectada. Aunque los nervios ópticos inflamados pueden tener muchas causas, las más comunes incluyen edema de papila, o aumento de la presión de líquido cefalorraquídeo, inflamación, bloqueo de los vasos sanguíneos, infección y una masa comprimiendo el nervio.

Edema de papila

El edema de papila es la inflamación del nervio óptico debido a un aumento de la presión intracraneal, lo que significa que la presión dentro del cráneo está anormalmente elevada. Puede ser causado por un tumor, un desorden en la absorción de líquido cefalorraquídeo por el cuerpo o hipertensión intracraneal benigna idiopática. La hipertensión intracraneal idiopática significa que no hay un tumor u otra enfermedad, sino que la presión intracraneal es elevada. Se ve más comúnmente en mujeres en edad reproductiva que tienen marcado sobrepeso. Los síntomas principales del edema de papila incluyen dolores de cabeza, visión borrosa, náuseas, sonidos palpitantes en los oídos y mareos.

Neuritis óptica

La hinchazón del nervio óptico debido a una inflamación se denomina neuritis óptica. Esta puede ser el primer síntoma de una enfermedad auto inmune, como esclerosis múltiple. También puede ser causada por ciertas infecciones, incluyendo sarampión, paperas, varicela, culebrilla, enfermedad de Lyme, enfermedad por arañazo de gato, meningitis y sífilis. Por lo general, la neuritis óptica se presenta en un solo ojo y puede causar visión borrosa o pérdida de visión asociada con dolor en el ojo.

Neuropatía óptica isquémica

La neuropatía óptica isquémica es el nervio óptico inflamado por el daño de una de las arterias que va al ojo. En las personas más jóvenes, esta afección suele comenzar con una pérdida de visión sin dolor en un ojo causada por una arteria bloqueada. En personas mayores de 65 años, por lo general, se debe a una inflamación de una rama de la arteria carótida cerca de la sien, que se presenta con pérdida de visión dolorosa en un ojo. El dolor a menudo empeora cuando se mastica la comida o se cepilla el cabello. La presión sanguínea elevada, el colesterol alto y la diabetes incrementan el riesgo de neuropatía óptica isquémica.

Inflamación por compresión

Otra causa de inflamación en el nervio puede ser una masa o tumor que presiona el nervio óptico. Esto podría ser en el cerebro, la glándula pituitaria, la retina y otras estructuras cercanas al ojo. Una glándula tiroides hiperactiva también puede llevar a una compresión del nervio óptico. Los síntomas incluyen dolores de cabeza, un ojo que sobresale de la cavidad ósea o incapacidad para mover los ojos suavemente en todas las direcciones.

Consideraciones

Debido a que la inflamación del nervio óptico puede tener muchas causas y muchas están relacionadas con problemas de salud o infecciones serios, es importante ver a un oculista de inmediato si tienes dolor en el ojo o pérdida de visión.

Más galerías de fotos



Escrito por kim parr | Traducido por maria eugenia gonzalez