Causas del hormigueo en el cuerpo

El hormigueo es una sensación asociada con varias afecciones médicas. Cualquier cambio en la función nerviosa puede llevar a diferentes sensaciones, incluyendo el hormigueo. El pinzamiento de nervios, los cambios en el metabolismo, la alteración del flujo sanguíneo, las enfermedades autoinmunes, las infecciones y las toxinas están entre los posibles culpables de la sensación de hormigueo. Determinar la causa puede ser peligroso. Además de un examen físico exhaustivo, a menudo se necesitan pruebas de diagnóstico para llegar a una conclusión correcta.

Pinzamiento de nervios

Los nervios recorren todo el cuerpo llevando mensajes desde y hasta el cerebro. El pinzamiento de nervio se produce cuando algo presiona al nervio y altera su funcionamiento. Por ejemplo, en el síndrome del túnel carpiano, un nervio que pasa por la muñeca es comprimido, lo que resulta en un hormigueo, entumecimiento y dolor en la mano. Las hernias de disco en la columna. los músculos rígidos y los tumores pueden comprimir los nervios y producir hormigueo en varias partes del cuerpo. El estar por mucho tiempo sentado, de pie o cruzando las piernas puede causar sensaciones de hormigueo temporales.

Afecciones del metabolismo

Los niveles de azúcar en la sangre continuamente altos debido a la diabetes a menudo producen un daño en los nervios con el tiempo. Esta afección, conocida como neuropatía diabética, por lo general produce entumecimiento, hormigueo y dolor. A través de un mecanismo diferente, el alcoholismo también puede causar neuropatía y hormigueo o entumecimiento. La deficiencia de vitamina B12 puede producir sensaciones de hormigueo. Las afecciones del metabolismo pueden producir hormigueo en cualquier parte del cuerpo, aunque los más comúnmente afectados son los pies y las manos.

Enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes son aquellas en las que el cuerpo confunde sus propias células con algo perjudicial y las ataca. La inflamación resultante algunas veces puede causar lesión nerviosa y sensaciones de hormigueo. Las enfermedades autoinmunes son sistémicas, lo que significa que afectan a todo el cuerpo. Por lo tanto, el hormigueo se puede sentir en cualquier parte. Las enfermedades autoinmunes comunes incluyen la esclerosis múltiple, el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoidea.

Problemas de circulación

El flujo sanguíneo insuficiente en cualquier parte del cuerpo puede producir cambios de sensaciones, incluyendo hormigueo. La enfermedad arterial periférica se produce cuando se forman placas en las arterias llevando a una disminución del flujo sanguíneo. La EAP afecta más comúnmente a las piernas, causando hormigueo y dolor. Con el síndrome del opérculo torácico, los vasos sanguíneos que van por los hombros, brazos y manos son comprimidos, produciendo una sensación alterada. El fenómeno de Raynaud implica espasmos de los vasos sanguíneos de los dedos de las manos y los pies, por lo general en respuesta a las temperaturas frías. La resultante reducción del flujo sanguíneo produce entumecimiento y hormigueo. Los derrames y los ataques isquémicos transitorios, a menudo llamados mini derrames, pueden producir sensaciones de adormecimiento en cualquier parte del cuerpo debido a la obstrucción del flujo sanguíneo en el cerebro.

Infecciones

Cierto tipo de infecciones pueden afectar directa o indirectamente a los nervios, causando hormigueo. El VIH, el herpes genital, el herpes labial, la culebrilla y la enfermedad de Lyme son ejemplos comunes. Aunque menos comunes, la sífilis, la lepra y la rabia también pueden causar neuropatía y hormigueo.

Medicamentos y venenos

Los medicamentos y venenos pueden dañar los nervios de forma directa, produciendo una neuropatía tóxica y hormigueo. Los venenos asociados con la neuropatía tóxica incluyen monóxido de carbono, arsénico y plomo. Inhalar aerosoles como estupefacientes también causa daño en los nervios. Ciertos medicamentos de quimioterapia, incluyendo cisplatina (Platinol), carboplatina, docetaxel (Taxotere) y paclitaxel (Taxol), pueden producir neuropatía. Algunas medicaciones antivirales usadas para tratar VIH/SIDA pueden causar síntomas similares en los nervios, y otros medicamentos algunas veces también producen hormigueo como efecto secundario.

Advertencia

Busca atención médica inmediata si sientes mareos, dificultad para hablar, debilidad súbita, confusión mental, dolor de cabeza severo, fiebre o una erupción además de los síntomas de hormigueo.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. adrienne mcleod | Traducido por maria eugenia gonzalez