Causas del entumecimiento en las manos y dedos después del ejercicio

El ejercicio hace que tu cuerpo se sienta bien, eleva tu estado de ánimo, y a veces puede hacer que sientas entumecidas las manos. Este desconcertante efecto colateral de tu actividad favorita devoradora de calorías, puede ser preocupante, pero en la mayoría de los casos la causa verdadera no tiene que ver con un problema serio. Para la mayoría de la gente un ajuste menor en la rutina puede resolver el problema, pero otros pueden necesitar buscar consejo médico.

Forma inadecuada


Una técnica correcta al practicar la caminata puede prevenir el entumecimiento de manos y dedos.

El entumecimiento en las manos es común en aquellos que al practicar caminatas de acondicionamiento físico balancean los brazos cerca de los muslos durante toda la sesión. Mantener tus manos abajo y tus brazos derechos, junto con la fuerza centrífuga del movimiento de balanceo, causa que el fluido se acumule en tus manos. Puedes notar rigidez, hinchazón y entumecimiento en los dedos cuando la presión es suficientemente grande como para restringir el suministro de sangre. Mantén tus codos doblados a un ángulo de 90 grados y balancea tus brazos desde los hombros para que evites estos síntomas.

Deshidratación


Toma líquidos suficientes mientras te entrenas para que reemplaces los electrolitos perdidos durante el ejercicio.

Si sudas sin tomar agua durante tu entrenamiento, puedes deshidratarte. Tu sudor contiene electrolitos que transmiten los impulsos eléctricos responsables de muchos procesos dentro de tu cuerpo, incluyendo funciones musculares y nerviosas. Si no reemplazas los electrolitos perdidos tomando agua o bebidas deportivas, se produce un desequilibrio, y se puede ver menoscabada la capacidad de tu cuerpo para transmitir señales musculares y nerviosas a tus extremidades y la capacidad de respuesta de las mismas. Además del entumecimiento en las manos, en casos serios puedes experimentar debilidad, fatiga, confusión y espasmos musculares. Una adecuada hidratación ayuda a tu cuerpo a volver a elevar el nivel de tus electrolitos, de modo que recuerda tomar líquidos regularmente mientras te entrenas, ya que si tienes sed, significa que ya estás deshidratado.

Lesiones


Los guantes con acojinamiento extra pueden ayudar a prevenir el entumecimiento en las manos al levantar pesas.

Tu nervio cubital se extiende a lo largo de tu espalda y brazos, justo detrás del codo, a través de la parte externa de la muñeca y hasta tu mano; esa cosquilleante sensación que experimentas cuando te golpeas el "hueso de la risa, la causa el impacto sobre el nervio cubital. La presión en el nervio puede causar entumecimiento en cualquier lugar desde tu hombro hasta tu dedo meñique. Las causas comunes incluyen la costumbre de asir demasiado fuerte los asideros en las máquinas para ejercicios cardiovasculares, levantar pesas de manera inadecuada, y acojinamiento insuficiente en los guantes. No asas tan fuerte los pasamanos y compra guantes para levantar pesas con acojinamiento extra en la base de la mano. Evita las aberturas y otros ejercicios que te fuercen a elevar tu brazo con tu codo en una posición inclinada mientras levantas pesas, pues puedes irritar el nervio.

Enfermedad


Si el entumecimiento persiste y va acompañado de otros síntomas, consulta a tu médico para descartar causas más serias.

Incluso aunque el entumecimiento en tu mano ocurra después del ejercicio, puede no estar relacionado en absoluto con este. Cuando te ejercitas tus señales de la circulación y nerviosas se aceleran al máximo, y si se produce una interrupción desde un nervio dañado o presión sobre un vaso sanguíneo, la sangre o las señales nerviosas no van a llegar a tus manos cuando más se necesitan para alimentar o estimular a tus músculos en acción. Muchas enfermedades pueden causar entumecimiento en las manos, de modo que consulta con tu doctor si persisten los síntomas. Las posibilidades incluyen diabetes, síndrome del túnel carpiano, hipotiroidismo y deficiencias vitamínicas, pero sólo mediante un examen se puede hacer un diagnóstico definitivo. Si también experimentas debilidad, confusión, dificultad al hablar y trastornos en la visión o el entumecimiento ocurre después de recibir una lesión en la cabeza, busca atención médica de emergencia.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por josé alcázar.