Causas del dolor en el arco del pie mientras corres

Una causa común de dolor en el arco del pie mientras corres es la fascitis plantar. La fascia plantar es el tejido fibroso que corre a lo largo de la parte inferior del pie, desde el talón hasta la puntera. Cuando se lesiona, el resultado es un dolor significativo en el arco. Pero otras lesiones y razones pueden hacer que tus arcos duelan cuando corres. En muchos casos, la elección del calzado adecuado y ajustar tu paso y horario de entrenamiento puede resolver o prevenir problemas futuros.

Causas

Tener pies planos, conocidos médicamente como pronación excesiva, te pone en mayor riesgo de fascitis plantar y otros problemas relacionados con el pie. Usar tacones altos durante muchos años también puede poner tensión en los tendones del pie y la fascia plantar. Cuando se estira el arco, lo que pasa con los pies planos y también puede ocurrir con años de correr y de actividad física intensa, el resultado es dolor en el arco y a menudo también en el talón. Rothman Institute, un consultorio médico general en Filadelfia que se especializa en ortopedia, señala que los problemas estructurales del pie pueden causar dolor en el arco.

Tratamiento

Si la fascitis plantar es el problema, la Clínica Mayo sugiere poner los pies en alto y poner hielo en las áreas específicas de dolor durante unos 20 minutos, tres o cuatro veces al día. No debes estar de pie y desde luego debes evitar correr durante al menos un par de días si el dolor es intenso. Para el dolor leve, reduce la distancia que corres hasta que el dolor se calme, recomiendan los expertos. Para mantenerte activo mientras permites que la fascitis plantar se cure, puedes escoger un ejercicio que no ponga presión sobre los arcos. Algunas de las opciones de bajo impacto incluyen el ciclismo y la natación.

Prevención/solución

Un soporte de arco recetado por un podólogo puede ayudar a prevenir el dolor y los problemas relacionados con los arcos cuando se corre, especialmente si tienes los pies planos. Una buena zapatilla para correr puede hacer una gran diferencia, especialmente si estás acumulando una gran cantidad de kilómetros cada semana. Las características de un buen calzado para correr es que sea flexible en el metatarso del pie, proporcione estabilidad a mitad del pie, que sea sólido y le de apoyo al talón, y que tenga una suela con una amortiguación duradera o que absorba los golpes, según American Academy of Podiatric Sports Medicine.

Consideraciones

Si el dolor en el arco es leve o incluso si no tienes ningún problema, aún así debes tener en cuenta las plantillas de goma que proporcionan un poco de ayuda de arco en tus zapatillas de deporte u otros zapatos deportivos. El baloncesto, fútbol y tenis, sin duda implican una gran cantidad de carrera, así que aseguráte de que tienes un buen soporte para el arco también para esos deportes. Ten en cuenta que la fascitis plantar puede conducir a la formación de espolones del talón, acumulaciones de calcio alrededor del talón que pueden ser extremadamente dolorosas. Si estás empezando a sentir dolor o acabas de empezar a correr y tienes inquietudes, como pies planos, habla con un podólogo acerca de cómo puedes evitar problemas en el futuro.

Información de expertos

Mientras que no puedes hacer mucho al respecto acerca de tu pies planos u otros problemas estructurales de los pies, puedes controlar tus patrones de entrenamiento y tu calzado. Si eres serio acerca de la carrera, debes hablar con un entrenador profesional o al menos alguien con conocimientos acerca de ésta y la prevención de lesiones. En el sitio web AAPSM, el miembro de la junta Stephen Pribut dice que la mejor manera de evitar las lesiones por correr es mantenerse al margen de los "terribles muy: muy prolongado, muy pronto, muy rápido, muy a menudo".

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por martín giovana