Las causas del dolor en la pantorrilla cuando usas la cinta para correr

Un dolor en la pantorrilla puede ser causado por correr, trotar y usar excesivamente los músculos. El dolor en la pantorrilla en los corredores comúnmente se debe a la tensión muscular que se produce cuando las fibras musculares se desgarran. Tu postura al correr en una cinta rodante puede incrementar tu riesgo de tener dolor en la pantorrilla. El tratamiento de los músculos doloridos y la prevención de las lesiones futuras puede hacer que tu rutina en la cinta para correr sea más cómoda y eficaz.

Cintas para correr

Aunque las cintas para correr proveen un ambiente controlado para ejercitarte, pueden cambiar tu peso y tu paso. Tus intentos de balancearte sobre la superficie en movimiento de una cinta para correr puede hacer que aumentes o disminuyas tu inclinación hacia adelante. El aumento del grado de una cinta para correr ajustable puede centrar más tensión en tus pantorrillas, incrementando el riesgo de sufrir dolor mientras entrenas en esta máquina de ejercicio.

Músculos de las pantorrillas

Tus pantorrillas tienen dos músculos principales. El músculo sóleo te ayuda a apuntar tu pie mientras que el músculo gemelo te ayuda a controlar los movimientos de tu rodilla. Mientras corres, estos dos músculos trabajan juntos para ayudarte a extender y retraer tus pies en un movimiento continuo de carrera. Las distensiones musculares en las pantorrillas pueden variar en intensidad y ubicación. El dolor que sientes cerca de la parte inferior de la pantorrilla probablemente se debe a la tensión sobre el músculo sóleo, mientras que el dolor a lo largo de toda la región de la pantorrilla probablemente incluye una lesión en el músculo gemelo. Una distensión leve puede molestarte ligeramente al correr, mientras que una distensión grave puede dificultar una simple caminata.

Prevención

La preparación adecuada de los músculos puede ayudar a prevenir la tensión muscular causada por correr en una cinta. El calentamiento de los músculos antes de una serie de movimientos básicos, como caminar a paso ligero o la calistenia simple, puede ayudar a preparar tus pantorrillas para los rigores de la carrera. Los estiramientos suaves ayudan a mantener los músculos ágiles y pueden ayudarte a evitar los desgarros musculares y lesiones en las articulaciones. Concéntrate en tu posición sobre la cinta para evitar la inclinación y la mala postura.

Tratamiento

El tratamiento inicial para las lesiones musculares de pantorrillas implica el método RHCE. Este acrónimo significa reposo, hielo, compresión y elevación. El descanso del músculo le da tiempo para recuperarse. La aplicación de una bolsa de hielo tan pronto como sea posible puede ayudar a reducir la hinchazón y el sangrado intramuscular, lo que limita el alcance de los daños y reduce el malestar. La compresión consiste en envolver la pantorrilla con una venda elástica deportiva, mientras que la elevación ayuda a drenar la hinchazón y eliminar la tensión añadida de tu peso corporal. El dolor recurrente o que no se alivia con el método RHCE pueden requerir un diagnóstico médico y un tratamiento profesional. Evita hacer ejercicio en la cinta para correr hasta que tu médico te permita reanudar tu rutina.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por gloria soto