Causas del dolor en el dedo gordo y la planta del pie

El adulto promedio realiza alrededor de 9000 pasos por día. Con cada paso, mientras el pie va hacia adelante, el peso del cuerpo pasa de la bola del pie a los dedos que se extienden para prepararse para la presión. En la mayoría de la gente, el dedo gordo lleva la mayor parte del peso. A menudo la gente experimenta dolor en esta zona importante y sensible. Las causas comunes del dolor en el dedo gordo y la bola del pie incluyen juanetes, gota, dedo de césped, sesamoiditis y artritis.

Juanete

Algunas personas heredan un tipo de pie en el cual el dedo gordo hace ángulo hacia los otros dedos en lugar de extenderse derecho desde el pie. Menos comúnmente, este tipo de desalineación es el resultado de una cirugía. En cualquiera de los casos, la desalineación resulta en una excesiva presión y estrés en la base del dedo gordo. Un juanete es un bulto firme que a menudo se forma en este tipo de estrés. Tiene un aspecto rojizo e inflamado y causa reducción de movilidad del dedo. La American Podiatric Medical Association advierte que los dedos ajustados pueden contribuir a la formación de un juanete en individuos susceptibles a ello.

Gota

La gota es una afección inflamatoria causada por depósitos de cristales de ácido úrico dentro de una articulación. Comúnmente afecta la articulación que conecta el dedo gordo con el pie. La gota causa dolor severo, inflamación y enrojecimiento alrededor de la articulación, haciendo que el movimiento del pie y el soporte de peso en este sea difícil. Gracias a los mejoramientos en los tratamientos de gota, poca gente sufre las deformidades destructivas de la articulación de la gota que eran comunes en el pasado. Más allá de los mejoramientos de tratamiento, la prevalencia de la gota en los EE.UU. ha aumentado significativamente, según la American College of Rheumatology. Los investigadores creen que existe una asociación entre el aumento de la prevalencia de la gota y otra afección conocida como "síndrome metabólica" que se caracteriza por la obesidad, resistencia a la insulina, hipertensión y elevados niveles de grasas en sangre.

Dedo de césped

Si los dedos están firmemente plantados en el suelo mientras el talón está elevado, la fuerza hacia abajo en el pie puede doblar el dedo gordo hacia adelante más allá de su rango normal. Si la fuerza es lo suficientemente grande, puede causar un desgarro de los ligamentos en la base del dedo. Esta lesión fue frecuentemente encontrada en jugadores de fútbol que compiten en superficies artificiales por lo que han adquirido el "dedo de césped". Esta afección dolorosa generalmente se trata con descanso, hielo, elevación y medicación antiinflamatoria no esteroides como ibuprofeno (Motrin, Advil) o naproxineo (Aleve, Naprosyn). Según la American Academy of Orthopedic Surgeons, la cirugía raramente es necesaria para el dedo de césped pero el regreso a las actividades regulares puede llevar varios días a semanas, dependiendo de la severidad de la lesión.

Sesamoiditis

Los huesos sesamoides son huesos redondeados pequeños que están incrustados en los tendones. Se ven en los tendones que ejercen una gran cantidad de presión sobre las superficies subyacentes. La rótula, por ejemplo, es un hueso sesamoide grande en el tendón del cuádriceps. El envés del pie cerca de la base del dedo gordo generalmente tiene dos huesos sesamoides dentro de tendones que flexionan el dedo. Los bailarines y las personas que hacen muchos saltos y aterrizan sobre las bolas de sus pies pueden desarrollar una dolorosa inflamación de los tendones que rodean estos huesos. La condición blanda de la sesamoiditis es más pronunciada en la parte de la bola del pie que soporta el peso. En algunos casos, puede aparecer inflamación o hematomas en ese lugar.

Artritis

Debido a que la articulación entre el pie y el dedo gordo está sujeta a flexión y carga repetidas, no es sorprendente que esta articulación desarrolle frecuentemente artritis. La artritis se puede desarrollar como producto del desgaste con el paso del tiempo. También se puede desarrollar como una consecuencia de una desalineación crónica vista en los juanetes o de una inflamación destructiva de ataques de gota repetidos o incluso como un efecto tardío de una lesión como dedo de césped. Esta artritis "secundaria" puede exacerbar el dolor en la alineación del dedo.

Más galerías de fotos



Escrito por ron rogers | Traducido por aldana avale