Causas del dolor de la ciática

Cuando la gente menciona un problema en su "ciática", ¿qué significa exactamente? En pocas palabras, la ciática es el nombre para el dolor del nervio que baja por la pierna y hay varias causas diferentes. Las causas más comunes son los problemas de la columna vertebral o los problemas por la rigidez muscular, pero hay condiciones más raras que se han sabido que producen estos síntomas.

Problemas en los discos

Tus discos vertebrales o los "amortiguadores" cartílagos entre cada uno de los huesos de la columna, son muy móviles. Se mueven y se comprimen para ayudarte con la absorción de impactos. Pero a veces las lesiones traumáticas o repetidas pueden causar que estos discos se salgan de su lugar. Dado que no hay mucho espacio entre ellos y los nervios salen de la médula espinal, a veces comienzan a empujar sobre los nervios. Estos nervios controlan la sensibilidad en las piernas, por lo que puedes comenzar a sentir un dolor, hormigueo o adormecimiento de una o ambas piernas mientras esto ocurre.

La estenosis espinal

A veces, el tubo en el que la médula espinal se encuentra se puede volver más angosto y en ocasiones las aberturas donde los nervios salen de la columna vertebral pueden volverse más angostas. Estos son los dos tipos de estenosis espinal: estenosis del canal y la estenosis foraminal. Ambos causan presión a las estructuras nerviosas y pueden causar dolor en la pierna. El envejecimiento, la obesidad, los traumatismos repetitivos o incluso una mala postura puede conducir a la estenosis espinal.

Pinzamiento de los músculos

Además de las estructuras nerviosas que presionan en torno a la columna vertebral, también se pueden presionar en la parte más baja que esta. Hay varios músculos que se encuentran en la parte superior de este conjunto de nervios (llamado el nervio ciático) y si alguno de ellos es presionado, irritado o en espasmo, empiezan a comprimir el nervio ciático. Los músculos más comunes que causan esto son el músculo piriforme, un pequeño músculo de las nalgas y los tendones de la corva, los músculos de la parte posterior de tu muslo. Ambos tienden a hacer que el dolor empeore al estar mucho tiempo sentado.

Otras causas

Otras presiones sobre estas estructuras nerviosas también pueden causar síntomas de la ciática. Por ejemplo, un tumor o un quiste en cualquier lugar alrededor de la columna vertebral o los nervios, incluso en los glúteos o parte posterior de la pierna pueden causar síntomas ciáticos. El aumento de peso y los principales problemas posturales, como la escoliosis, pueden causarla también, porque algunas estructuras pueden cambiar y aumentar la presión en el nervio o la médula espinal. Los traumatismo como fracturas o hematomas en la zona también pueden causar esta presión. No importa la presunta causa de la ciática, siempre es importante tener los síntomas evaluados y tratados por un profesional autorizado.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda willis, dpt, pt | Traducido por gabriela nungaray