Causas del dolor en las piernas cuando se usa una banda caminadora

Cuando hace demasiado calor en el verano, llueve en primavera, o hace frío y neva en invierno, la banda caminadora reemplaza a menudo al sendero o camino en el exterior. La banda caminadora te ayuda a continuar corriendo, trotando o caminando cuando las condiciones hacen que correr en el exterior no sea necesariamente una opción. No obstante, al igual que ocurre cuando realizas afuera estos ejercicios, tu nivel de intensidad y acondicionamiento físico pueden contribuir a que te sientas dolorido, en especial en tus piernas.

Desarrollando músculos


El dolor en las piernas al usar la caminadora puede ser un proceso natural del desarrollo de los músculos.

Una de las causas más comunes del dolor en las piernas relacionado con el uso de la banda caminadora es un efecto colateral del proceso natural del crecimiento del músculo. Cuando trabajas tus músculos en una banda caminadora más allá de la cantidad normal de resistencia que experimentan normalmente durante la actividad diaria regular, puedes desarrollar pequeños desgarres en el tejido de los músculos. Estos desgarres activan el proceso natural de la fabricación de músculo cuando las células se apresuran a curar las áreas dañadas y a fabricar fibras musculares más fuertes. No obstante, los desgarres también pueden causar dolor y sensibilidad, lo cual normalmente desaparece una vez que se ha curado el tejido. La cantidad de dolor o sensibilidad de este proceso depende de con cuanta intensidad hayas entrenado en la caminadora, así como de tu nivel general de acondicionamiento físico. Si eres un recién llegado al ejercicio, o te estás empujando tú mismo hacia un nuevo nivel de ejercicio, es más probable que te sientas dolorido.

Lesión en los músculos


Aunque es más raro, puede ser que ocurra una verdadera lesión en los músculos.

Una causa más rara de dolor en las piernas en una caminadora es una verdadera lesión en los músculos. Las lesiones en los músculos pueden variar en severidad desde un leve tirón en músculos tales como las pantorrillas o corvas, a más severas distensiones o desgarres musculares. Estos tipo de lesiones son más comunes si estás corriendo o empujándote a ti mismo más allá de tu nivel de acondicionamiento físico. Estas lesiones se pueden incluso presentar por una caída o tropezón mientras estás en la caminadora.

Lesiones a ligamentos o tendones


También pueden dañarse otros tejidos conectivos mientras te ejercitas en una banda caminadora.

También pueden dañarse otros tejidos conectivos mientras estás en una banda caminadora, lo que resulta en dolor en las piernas. Los tendones unen los músculos a los huesos, mientras que los ligamentos conectan a los huesos y cartílagos. Mientras que ambos tejidos están diseñados para que tengan algo de capacidad de estiramiento, los ejercicios demasiado intensos en la caminadora, o caer en la caminadora, pueden causar que los tejidos se estiren más allá de sus límites lo que resulta en un esguince en un ligamento, la distensión de un tendón o el desgarre de un ligamento o tendón.

Tratamiento


Hay distintos métodos para reducir el dolor y la inflamación cuando te lesionas en la caminadora.

Hay diferentes tratamientos disponibles para el dolor en las piernas relacionado con el uso de la caminadora, dependiendo de cuán severos sean el dolor o la lesión. Uno de los primeros métodos de tratamiento es el método DHCE. Este consiste en descansar la pierna afectada, poner hielo en la pierna para que ayude a reducir la inflamación y para calmar el dolor, así como colocar compresas en la pierna si es necesario y elevar la pierna a un nivel más alto que el corazón para que ayude a reducir la inflamación. Medicamentos que se venden sin receta como calmantes del dolor o antiinflamatorios también pueden usarse para ayudar a controlar el dolor en las piernas. Si el dolor en tu pierna no desaparece en un par de días, o empeora o es acompañado de inflamación severa, habla con tu doctor para que te asegures de que no necesitas algún tipo de tratamiento adicional.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por josé alcázar.