Causas del dolor arriba de la pantorrilla

El dolor de pantorrilla puede interferir con tu rutina diaria, haciendo difícil el caminar y subir escalones. Dos músculos principales se localizan por encima de las pantorrillas: el músculo gastrocnemio y el músculo sóleo. Estos músculos ayudan a propulsar tu cuerpo hacia adelante al caminar y levantar tu cuerpo al subir escalones. El dolor de pantorrilla puede ser el resultado de una lesión a estos músculos o los nervios que le dan sensibilidad al área. Sin embargo, el dolor también puede ser una señal de un coágulo de sangre; una condición potencialmente mortal. Consulta a tu médico para obtener un diagnóstico preciso si tienes este dolor de pantorrilla.

Tensión del músculo

Los atletas competitivos tienen un alto riesgo de lesiones en la pierna baja. Las tensiones o estiramientos de los músculos de las pantorrillas son comunes en los deportes y actividades que involucran el correr y movimientos de alta velocidad de las piernas. Estas lesiones también pueden ocurrir si te tropiezas al caminar o bajas incorrectamente de la acera. Los tirones de las pantorrillas causan dolor inmediatamente después de la lesión. Podrías también presentar moretones o inflamación en la parte superior de la pantorrilla. El dolor normalmente se incrementa con la actividad; especialmente caminando o subiendo escalones, y disminuye con el descanso. En raras ocasiones el músculo de la pantorrilla se puede rasgar. Consulta a un médico si el dolor no te permite caminar o si el dolor no baja después de 72 horas.

Compresión de nervio

Los nervios le dan poder a tus músculos y le dan sensación a tu piel. Estos nervios comienzan en tu columna y se ramifican a otros nervios a través de tu cuerpo. La presión sobre estos nervios al salir de tu columna puede causar dolor en otras áreas del cuerpo. Por ejemplo, la compresión del S1, un nervio localizado cerca de la base de tu columna, puede causar dolor en la parte superior de tu pantorrilla. Esta condición a menudo causa hormigueo o adormecimiento además del dolor y también puede haber dolor de espalda. Consulta a tu médico si experimentas este dolor para obtener un diagnóstico apropiado. Los nervios localizados en tus pantorrillas también son susceptibles al daño o compresión. El nervio sural corre por la parte trasera de tu pierna baja, dando sensación a la porción externa de tu pierna baja y pie. El trauma a este nervio puede causar dolor en la parte superior de tu pantorrilla al igual que en el borde exterior del pie. El adormecimiento y hormigueo pueden acompañar al dolor. El daño al nervio puede también ocurrir con condiciones médicas como la diabetes, causando dolor a tu pantorrilla.

Trombosis venosa profunda

Los coágulos de sangre; llamados trombosis venosa profunda, a veces se forman en la venas profundas, especialmente en la pantorrilla. La sangre se engrosa y se pueden formar coágulos cuando la pierna no se mueve por periodos prolongados, como cuando viajas en avión o automóvil o después de una intervención quirúrgica que requiere de reposo. Estos coágulos se pueden desprender y viajar hacia tus pulmones causando una emergencia que pone en riesgo tu vida. El dolor de las pantorrillas puede ser agudo o sentirse como un calambre del músculo. Se podría también inflamar la pantorrilla o ser caliente al tacto. Si experimentas estos síntomas busca atención médica de inmediato.

Enfermedad vascular

La enfermedad vascular (daño a los vasos sanguíneos) causa la acumulación de placa en las paredes de los vasos, que interfiere con el flujo de la sangre. Esta condición a menudo afecta a la parte inferior de la pierna. La claudicación es el término que se utiliza para describir el dolor en la pierna inferior causado por la disminución del flujo de sangre a los músculos. La claudicación puede causar dolor en la pantorrilla especialmente cuando caminas o haces ejercicio ya que estas actividades requieren más flujo de sangre a los músculos de las pantorrillas. El dolor por la claudicación incrementa con la actividad y disminuye con el reposo. Podría sentirse como un calambre y puede ocasionar que cojees. La enfermedad vascular requiere de manejo médico. Consulta a tu médico si experimentas estos síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por aubrey bailey | Traducido por glen boyd