Causas del cabello graso el día después de lavarlo

El cabello graso se siente pegajoso, es como si tuvieras una capa de grasa sobre él. Los mechones gruesos y el cabello rizado pueden soportar el peso del exceso de aceite. Por el contrario, el cabello fino y lacio es débil y difícil de peinar cuando está grasoso. Si sientes que hay demasiada grasitud en tu cabello el día después de lavarlo, puedes realizar algunos cambios en tu rutina de cuidado de cabello para disminuir el problema.

Cuero cabelludo graso

El cuero cabelludo tiene glándulas sebáceas, o aceite, que producen aceite o sebo para hidratar y proteger al cabello de forma natural. Cuando estas glándulas sebáceas son hiperactivas, producen demasiado aceite para el cabello, dice Pamela Ferrell, escritora del libro "Let's Talk Hair". Cuando el aceite se acumula en el cuero cabelludo con rapidez, serás propenso a sufrir de caspa o de dermatitis seborreica. Aplica un champú de venta libre o recetado específicamente para aplicar sobre el cuero cabelludo graso o para tratar la dermatitis seborreica, por ejemplo productos que contengan piritiona de zinc; estos productos ayudan a controlar la grasitud en el cuero cabelludo y en el cabello.

Productos para el cabello

Las ceras o cremas pesadas pueden generar grasitud en el cabello y debilitarlo al día siguiente de la aplicación. Algunas pomadas o grasas, por ejemplo Sulfur8, se utilizan para controlar las condiciones del cuero cabelludo como picazón y caspa, de modo que puedes ser reacio a limitar el uso de esos productos. Experimenta con una fórmula de productos más livianos o aceites líquidos, que pueden generar menos grasitud. Lava el cabello regularmente con el champú adecuado para tratar las afecciones del cuero cabelludo; de esa forma no tendrás que depender tanto en grasas medicinales pesadas. Además, limita el uso de lacas para peinar con aceite, geles o espumas.

Frecuencia de lavado con champú

Cuando tienes el pelo graso, lávalo con bastante frecuencia para eliminar la grasa que se acumula. Concéntrate en la limpieza del cuero cabelludo, en lugar de fregar y lavar el cabello, dice Anthony Dickey, un estilista que trabaja en la ciudad de Nueva York y autor del libro “Hair Rules!”. Un método simple para hacerlo es dejar que tus dedos, en vez de tus manos, hagan el trabajo. Usa champú con bastante frecuencia para controlar la acumulación de grasa, pero no con tanta frecuencia, para no eliminar las glándulas de aceite con mucha rapidez, afirma Dickey. Experimenta con la frecuencia de lavado para determinar cuál es el que funcione mejor para ti.

Crema de enjuague

Aplicar crema de enjuague o un acondicionador después del champú logra que tu cabello sea flexible y esté suave. Sin embargo, utilizar este producto con frecuencia puede causar que se acumulen residuos en el cabello, dejándolo aceitoso y débil. Si tienes cabello graso, usa estos productos con poca frecuencia y sigue las instrucciones de aplicación, de enjuague y de frecuencia de uso del fabricante, dice Ferrell.

Más galerías de fotos



Escrito por kay uzoma | Traducido por vanesa sedeño