Causas del aumento repentino de la presión arterial

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre fluye a través de las arterias. Hay ciertos hábitos de vida que pueden causar un aumento repentino de la presión arterial. Si bien este aumento puede ser temporal, cuando esto sucede repetidamente. se eleva el riesgo de desarrollar hipertensión crónica, que puede conducir al endurecimiento de las arterias, enfermedades del corazón y un posible derrame cerebral. Ser consciente de las causas del aumento de la presión arterial puede ayudar a tomar medidas para prevenirlo.

El estrés y la ansiedad

Si experimentas intensos episodios repentinos de estrés o ansiedad, puedes experimentar un aumento repentino de la presión arterial. De acuerdo con un informe de la American Iatrogenic Association, hasta un 25 por ciento de las personas que revisan su presión arterial en el consultorio de un médico o sala de emergencia tienen lecturas elevadas. Esto se conoce como "hipertensión de bata blanca", y es el resultado del miedo y la ansiedad asociadas con estar en el consultorio del doctor o en una emergencia médica. Los National Institutes of Health también reportan un estudio de la Medical College of Wisconsin que encontró que el estrés aumenta la presión arterial, causando una liberación de hormonas que causan la constricción de los vasos sanguíneos. El dolor físico también puede aumentar los niveles de ansiedad, que a su vez pueden aumentar la presión arterial.

Medicamentos

Existen varios medicamentos que pueden provocar un aumento en la presión arterial. Algunos de estos medicamentos se toman en forma regular, como las píldoras anticonceptivas, que hacen que la presión arterial sea crónicamente alta. Sin embargo, hay medicamentos de venta libre que se toman en ocasionalmente que pueden causar un aumento repentino en la presión arterial. Por ejemplo, se informó en una edición de 2007 de "Archives of Internal Medicine" que los AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, NSAIDS por su sigla en inglés), que incluyen aspirina e ibuprofeno, pueden causar hipertensión. Se informó también que el acetaminofeno, que se considera un analgésico, también eleva la presión arterial. El uso repetido y prolongado de estos medicamentos de venta libre aumentan el riesgo de desarrollar hipertensión crónica. El Merck Manual Online Medical Library también enumera que la cocaína, el abuso de alcohol y la hierba regaliz tienen la capacidad de aumentar la presión arterial.

El consumo de sal

Investigadores de la Yale University School of Medicine echaron un vistazo a los efectos que el consumo de sodio tiene sobre los problemas cardiovasculares. Sus hallazgos, publicados en la edición de julio-agosto de 2008, de "Current Sports Medicine Reports", muestran que la ingestión de productos salados provoca un aumento repentino en la presión arterial porque el sodio hace que el cuerpo retenga más líquido. También señala que este aumento de la presión arterial suele ser de corta duración. "Science Daily" en noviembre de 2000 informó que un estudio realizado por el Brigham and Women’s Hospital de Boston, encontró que una pesada comida libera hormonas en el torrente sanguíneo que pueden aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Fumar

Cuando fumas inhalas nicotina, que tiene un efecto inmediato sobre la presión arterial. El número de noviembre 2009 de "Pharmacological Research", informa que la nicotina provoca cambios en el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos y produce inflamación en el sistema circulatorio, lo que contribuye al endurecimiento de las arterias y la presión arterial alta. Estos cambios comienzan a ocurrir después de fumar un solo cigarrillo, según un informe de 2007 en el "American Journal of Hypertension".

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por natalia pérez