Causas comunes de sangre en la diarrea

La sangre en la diarrea representa una doble anormalidad. La diarrea se define como un volumen excesivo de deposiciones, mientras que la sangre en las deposiciones nunca es normal. Las enfermedades responsables varían desde infecciones relativamente suaves que por lo general mejoran con un tratamiento mínimo, a enfermedades que pueden poner en riesgo la vida. Aunque algunas causas son menos severas que otras, sólo tu médico puede determinarlo. La consulta temprana puede salvar una vida.

Infección

Muchos organismos infecciosos pueden causar diarrea sangrante. Las carnes contaminadas, en especial las picadas que no han sido bien cocidas, y los vegetales preparados de forma inadecuada son las causas más comunes. Incluso el uso breve de un antibiótico puede producir un crecimiento excesivo de gérmenes resistentes y diarrea sangrante. El tratamiento depende de la identificación precisa del organismo que causa la infección y puede variar desde fluidos intravenosos hasta extirpación quirúrgica de parte del intestino.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son enfermedades inflamatorias crónicas del tracto intestinal que frecuentemente producen diarrea sangrante como primer síntoma. El diagnóstico se hace inspeccionando el revestimiento del intestino con rayos x o un telescopio flexible. Las causas de la enfermedad inflamatoria intestinal son complejas y no completamente entendibles. Incluyen la predisposición genética, los factores del estilo de vida, las influencias ambientales, los agentes infecciosos y los problemas en el sistema inmune. La colitis ulcerosa afecta sólo al colon. La enfermedad de Crohn involucra al intestino delgado y grueso. La colitis ulcerosa se puede controlar médicamente y puede ser curada extirpando el intestino grueso. La enfermedad de Crohn es incurable pero puede ser controlada con medicamentos y cambios en la dieta y el estilo de vida.

Cáncer de colon y recto

El cáncer se puede producir en cualquier parte del tracto intestinal. Cuanto más cerca está el tumor del recto, es más probable que cause sangrado. El diagnóstico requiere enema opaco o un examen con un telescopio flexible insertado en el tracto digestivo. Según el National Cancer Institute, el 90 por ciento de las personas diagnosticadas con cáncer de colon y recto antes de que se haya producido la propagación de los nódulos linfáticos estarán vivas, sanos y serán consideradas curadas a los cinco años después de iniciado el tratamiento. La propagación de los nódulos linfáticos reduce la cura en cinco años al 70 por ciento, y solo el 12 por ciento de las personas con metástasis de los nódulos linfáticos sobreviven a los cinco años. La consulta médica inmediata cuando hay deposiciones sangrantes es esencial.

Enfermedades del tracto digestivo superior y medio

Cuanto más tiempo está la sangre en el sistema intestinal, es más probable que se vea oscura o o alquitranada cuando se expulsa en las deposiciones. Esta regla no es absoluta, y el sangrado del tracto digestivo superior y medio que es lo suficientemente serio como para provocar diarrea puede pasar lo suficientemente rápido como para permanecer rojo brillante. Las causas incluyen úlceras pépticas, cáncer de estómago o intestino delgado, malformaciones de los vasos sanguíneos y enfermedad hepática severa. Una causa rara es la rotura de un aneurisma, el alargamiento anormal de una arteria, en el intestino. Estos pueden ser señalados como "hemorragia centinela", que se detiene sola antes de que se produzca una rotura completa y con posible riesgo de vida.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por maria eugenia gonzalez