Causas de abotagamiento y malestar estomacal después de cada comida

La digestión es un proceso complejo que requiere la coordinación de factores físicos y químicos. Tan pronto como la comida se coloca en la boca para empezar a masticarla, comienzas a sintetizarla mecánicamente. Luego, al exponerla a las enzimas digestivas, comienza a generarse la liberación de nutrientes que eventualmente serán absorbidos en el torrente sanguíneo. Esta multidisciplinaria actividad continúa a lo largo del tracto gastrointestinal. La alteración de cualquiera de estos pasos en el proceso digestivo puede causar hinchazón, malestar y náuseas después de comer.

Intolerancia a ciertos alimentos

La intolerancia a un alimento en particular puede manifestarse mediante náuseas, distensión abdominal ("abotagamiento" o sensación de inflamación), eructos, exceso de gases y un cambio en los hábitos intestinales. La intolerancia a la lactosa por ejemplo -la incapacidad de digerir el azúcar natural de la leche- es relativamente común; lo mismo que los alimentos que contienen productos derivados de la leche. Es posible desarrollar intolerancia a la lactosa en cualquier momento; así como también, estar consumiendo lactosa sin siquiera saberlo. Del mismo modo, los alimentos grasos, el trigo, el azúcar y muchos otros alimentos, pueden causar malestar estomacal en algunas personas. A veces es útil llevar un diario de alimentos para detectar las comidas específicas que te causan problemas.

Hernia hiatal

Una hernia hiatal o de hiato es una porción protuberante de tu estómago que asoma través del hiato, que es la abertura en el diafragma que va desde la cavidad torácica a la cavidad abdominal. Una hernia hiatal es una causa poco común de hinchazón y náuseas inmediatas después de una comida, sin embargo la incidencia de la hernia hiatal es muy alta: Se sabe que al menos en el 40 por ciento de los pacientes que se sometieron por otra causa a una radiografía de tórax, resultaron diagnosticados con este problema, explica "The Merck Manual of Diagnosis and Therapy". En ocasiones, la comida se "pega" en la hernia, lo que genera una incómoda sensación de abotagamiento.

Gastroparesia

La gastroparesia, que significa "estómago paralizado", se caracteriza por una reducción en el movimiento normal del estómago que permite mezclar y licuar los alimentos. Este problema con frecuencia genera distensión abdominal severa o náuseas después de comer. El uso de ciertos medicamentos, las cirugías y la diabetes son las causas más comunes de la gastroparesia. Un informe de la "American Family Physician" (Junio del 2008) informa que casi el 10 por ciento de los diabéticos desarrollan gastroparesia como consecuencia de su enfermedad.

Úlceras

Las úlceras son erosiones o "llagas" en el revestimiento del estómago o el duodeno. Aproximadamente la mitad de todos los casos de úlceras en los Estados Unidos son causados ​​por una infección con Helicobacter pylori, una bacteria en forma de espiral que "cava" túneles en la membrana mucosa del estómago incitando una respuesta inflamatoria. Los medicamentos antinflamatorios no esteroideos, como la aspirina y el ibuprofeno, son también causas comunes de úlceras. Aunque las úlceras se asocian clásicamente con un dolor abdominal que parece roer dentro y aliviarse al comer, también se reportan otros síntomas como hinchazón, náuseas, ardor y pérdida de apetito.

Páncreas y vesícula biliar

Poco después de terminar de comer, el estómago comienza a liberar los alimentos al duodeno, donde se mezclan con las enzimas segregadas por el páncreas y la bilis liberada desde la vesícula biliar. El mal funcionamiento de cualquiera de estos órganos -debido a cálculos biliares o pancreatitis crónica, por ejemplo- genera como resultado una serie de alteraciones en la composición química del material en el duodeno, que desencadena reflejos hormonales y neurológicos que interrumpen la liberación adicional de los alimentos desde el estómago. Esta desaceleración digestiva se manifiesta en forma de "abotagamiento" y náuseas.

Recomendaciones

La variedad de problemas que pueden provocar molestias estomacales después de las comidas, es muy amplia. Buena parte de ellos son benignos y se diagnostican fácilmente, aunque algunos otros todavía requieren de una investigación exhaustiva. Un cambio en tu dieta puede ser todo lo que necesites para aliviar los síntomas, pero también es posible que ante algunas condiciones, requieras de tratamiento médico especial. En raras ocasiones, los problemas más graves -como es el caso del cáncer- también llegan a manifestar mediante hinchazón y malestar estomacal, por lo que cualquier queja de malestar abdominal persistente amerita una consulta con el médico.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por pei pei