¿Puede causar el yoga entumecimiento y hormigueo en las manos?

El yoga se centra en la creación de movimiento a través de todas las áreas del cuerpo, pero las manos juegan un papel clave en el equilibrio de muchas posturas invertidas y a menudo se extienden durante las posturas de pie. Las manos también se comprimen en algunas poses pronas o supinas. Cualquiera de estas posiciones puede crear una sensación de entumecimiento y hormigueo. Es posible que el entumecimiento y el hormigueo en las manos se relacionen con tu práctica de yoga. Si te sientes incómodo, elige una pose alternativa que no cause esta sensación. Sin embargo, si el entumecimiento y el hormigueo continúan, podría ser indicio de una enfermedad más grave que requiera atención médica.

El túnel carpiano y la presión en la muñeca

Para las personas con síndrome del túnel carpiano, las posturas de yoga que implican presión en la mano o en la muñeca podrían causar entumecimiento u hormigueo, aunque la investigación científica no ha validado definitivamente esta conexión, de acuerdo con la IDEA Health & Fitness Association. El uso de férulas o de vendas en la muñeca durante la clase podría proporcionar un apoyo adicional para poses de soporte de peso en las que se utilizan las manos y las muñecas. Las personas con túnel carpiano también pueden modificar las posturas para aliviar la presión y evitar el entumecimiento y hormigueo. Por ejemplo, en la postura del perro mirando hacia abajo, puedes descansar sobre el antebrazo en lugar de usar tus manos para apoyarte. El resto de la postura seguirá siendo la misma, con el coxis levantado hacia el techo y las piernas derechas presionando contra el suelo. Debido a que tu torso se acortará, camina con tus pies un poco hacia adelante para mantener la elasticidad a través de los tendones de la corva.

Posturas de yoga comunes basadas en las manos

Entre las posturas que implican la compresión de las manos se incluye la postura del gorila y la postura de la langosta. Para modificar la postura del gorila, ponte de pie de manera recta y dobla la cintura. En lugar de colocar las palmas debajo de tus pies para estirar la parte posterior de tus manos, deja que el dorso de las manos descanse sobre la alfombra o un bloque. Todavía sentirás un estiramiento, pero sin el peso de tu cuerpo descansando sobre tus manos. En la postura de la langosta, descansa sobre tu vientre con las piernas extendidas. En lugar de apoyarte sobre tus brazos y manos, mantenlos al lado de tu torso o extendidos hacia el frente. Cuando inhales y levantes el torso, aún estirarás el pecho y desarrollarás fuerza en la espalda. Mantén los brazos entrelazados para la construcción de fuerza.

Escuchando a tu cuerpo

La atención plena es uno de los componentes principales de la filosofía del yoga. Escuchar a tu cuerpo durante la clase puede ayudar a prevenir el esfuerzo excesivo y las lesiones. Si notas alguna molestia o dolor, desarma la postura. Por ejemplo, si estás en la postura del pez con tus palmas comprimidas debajo de tus caderas y comienzas a sentir un hormigueo incómodo en tus manos, deslízalas suavemente debajo de ti y colócalas al lado de tu cuerpo. Todavía serás capaz de mantener la postura del pez al mantener los hombros relajados lejos de las orejas; la postura puede requerir un poco más de fuerza en el pecho, ya que no deberás inclinarte contra tus codos como soporte.

Otras causas posibles

El yoga puede no ser el responsable del entumecimiento y del hormigueo en las manos. Lesiones en los nervios o problemas de circulación pueden ser otras posibles causas de esta sensación, de acuerdo con la U.S. National Library of Medicine. La radioterapia, diabetes, accidente cerebrovascular o problemas de tiroides también podrían ser la causa. La tensión en la parte superior del cuerpo también puede hacer que las manos se sientan adormecidas o con hormigueo, según el sitio web "Yoga Journal". El síndrome de salida torácica, causado por una postura inadecuada y estrés continuo, puede comprimir o sobrecargar los nervios que van desde la parte superior de la caja torácica hacia tus manos. Si estás experimentando un crónico e incómodo entumecimiento y hormigueo en tus manos, habla con un médico para determinar las medidas que debes tomar.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por tere colín