¿Puede el ajo causar hinchazón en los labios?

Demasiado de algo bueno puede ser perjudicial y eso bueno puede ser el ajo. Aunque este alimento es seguro para la mayoría de los adultos y puede agregar mucho sabor a varios platos y recetas, puedes sufrir hinchazón de labios y otros síntomas si tienes alergia al ajo. La severidad de la reacción alérgica depende generalmente de la cantidad de ajo que comas.

Alergia al ajo

Una reacción alérgica al ajo se produce cuando el sistema inmune de tu cuerpo intenta luchar contra este alimento liberando inmunoglobulina E (anticuerpos que neutralizan al ajo). La próxima vez que comas ajo, los anticuerpos inmunoglobulina E alertan a tu sistema inmune para que envíen los químicos necesarios para luchar contra esta sustancia dañina, produciendo varios síntomas alérgicos, como la hinchazón de labios.

Síntomas de alergia

Una verdadera alergia al ajo, y no una intolerancia, puede producirse junto a muchos síntomas además de la hinchazón de labios. La alergia lleva a tener sensación de picazón o cosquilla en tu boca y a la hinchazón de la lengua, cara, garganta, vías respiratorias y otras partes del cuerpo. La picazón de la piel, la urticaria o el eczema son síntomas comunes de alergia a los alimentos, como así también la congestión nasal, ronquido y dificultad para respirar. Síntomas adicionales incluyen mareos y falta de equilibrio, dolor abdominal, náuseas, diarrea y vómitos. Una de las reacciones más severas al ajo es la anafilaxis, una condición potencialmente fatal en la que el cuerpo puede entrar en shock. Los síntomas de anafilaxis pueden también incluir aceleración del pulso, cierre de las vías aéreas, mareos y pérdida de conciencia.

Intolerancia al ajo

Aunque la intolerancia al ajo puede causar síntomas similares a la alergia, se trata de dos condiciones diferentes. La intolerancia a un alimento no involucra al sistema inmune; en cambio, involucra al sistema digestivo. La intolerancia se produce cuando el sistema digestivo no puede degradar apropiadamente los alimentos para digerirlos. La intolerancia al ajo causa dolor abdominal, vomito y diarrea, pero no produce síntomas como urticaria, inflamación de las vías respiratorias ni anafilaxis.

Consideraciones

Los dientes crudos de ajo, que se usan para hacer aceite y extractos, son más potentes que las sales de ajo, el ajo en polvo o el ajo cocido. Aún si no se te hinchan los labios y no tienes otras reacciones alérgicas, consumir grandes cantidades de ajo puede producir otros síntomas como acidez, olor corporal y dolor estomacal. El ajo puede también reducir la capacidad del cuerpo de formar coágulos, lo que debe tenerse en cuenta antes de cirugías y procedimientos odontológicos.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por mariana palma