¿Cuál puede ser la causa de un sarpullido en el brazo después de levantar pesas?

Los sarpullidos pueden aparecer en reacción a muchos irritantes presentes en un gimnasio. Un sarpullido que aparece en los brazos después de haber levantado pesas puede estar relacionado con dermatitis de contacto, en la que tu piel reacciona al metal de las pesas. Otra causa puede estar relacionada con el calor, especialmente en lugares donde no hay una ventilación correcta o el aire no está adecuadamente acondicionado. En otros casos, un sarpullido en los brazos puede indicar una infección más seria conocida como celulitis. Habla con tu médico si notas un sarpullido en tus brazos después de haber levantado pesas.

Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es una reacción alérgica a una sustancia en particular que entra en contacto con tu piel. Si desarrollas un sarpullido después de levantar pesas, es posible que estés sufriendo una reacción alérgica al metal presente en las mancuernas o halteras. Los síntomas incluyen lesiones rojas e hinchadas sobre la piel que pueden producir mucha picazón. En reacciones más severas, se pueden formar ampollas. Usar guantes de entrenamiento puede ayudar a aliviar el sarpullido en este caso.

Transpiración disminuida

Si el sarpullido se desarrolla después de haber estado levantando pesas habiendo mucha humedad o en un gimnasio pobremente ventilado, puede ser un indicio de transpiración disminuida. A veces, el calor y la humedad interfieren con la capacidad del cuerpo de refrigerarse a sí mismo mediante la transpiración. Como resultado, pueden desarrollarse problemas en la piel, incluyendo sarpullido, eczema, psoriasis o esclerosis sistémica, según Merck Manuals Online Medical Library.

Celulitis

Si desarrollas un sarpullido después de levantar pesas y, además, tienes un corte o abrasión en tu brazo, puedes tener celulitis. Las bacterias staphylococcus y streptococcus viven en la piel y, cuando la piel se lesiona, pueden producir una infección en la capa más profunda de piel. La celulitis se caracteriza por un sarpullido que se desarrolla rápidamente en un período de 24 horas y causa dolor, hinchazón e inflamación. Los síntomas de infección como fiebre, escalofríos y dolores musculares pueden acompañar a la celulitis.

Advertencia

Muchos sarpullidos se van por sí solos. Sin embargo, si notas que regresa constantemente, puede ser un indicio de un problema más serio de la piel llamado queratosis actínica. Según el sitio web SkinCarePhysicians.com, la queratosis actínica suele ser confundida con un sarpullido menos severo y suele desarrollarse en zonas crónicamente expuestas al sol, como los antebrazos. Esta condición puede llevar a desarrollar carcinoma espinocelular, una forma virulenta de cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por emma cale | Traducido por mariana palma