¿Qué causa la pérdida de las cejas?

La pérdida temporal o permanente del vello de las cejas puede ocurrir por una variedad de razones. La edad avanzada y la depilación repetitiva son causas comunes. La pérdida de pelo de las cejas también puede ser resultado de la glándula tiroides, una enfermedad autoinmune llamada alopecia areata y la tricotilomanía, un trastorno que causa una compulsión irresistible de arrancarse el cabello.

Hipotiroidismo

La glándula tiroides produce hormonas que regulan el metabolismo. En el hipotiroidismo no se producen suficientes hormonas y muchas funciones corporales vitales se ralentizan, de acuerdo con el Merck Manual Home Edition. La cara se vuelve menos expresiva y el habla se desacelera, los párpados se caen, se aumenta de peso y los lados de las cejas se pueden caer. Otros síntomas incluyen estreñimiento, incapacidad para tolerar el frío, cabello fino, piel seca, pulso lento, confusión y pérdida de memoria. El hipotiroidismo es a veces confundido con la depresión o la demencia en pacientes de mayor edad; nada menos que el 10 por ciento sufre de este trastorno. Los medicamentos que reemplazan las hormonas tiroideas tratan el hipotiroidismo.

Alopecia areata

La alopecia areata es un trastorno autoinmune que hace que el sistema inmune ataque el folículo del pelo, causando la pérdida de cabello. Se desconoce la causa, según la American Academy of Dermatology. La pérdida de cabello se produce con más frecuencia en el cuero cabelludo, lo que resulta en manchas calvas redondas, irregulares, y también puede afectar las cejas o cualquier otro vello corporal. La caída del cabello y la regeneración ocurren esporádicamente. Algunos pacientes pueden experimentar una pérdida total de cabello que afecta el cuero cabelludo o al cuerpo entero. El tratamiento incluye inyecciones de corticosteroides en las zonas calvas para acelerar la regeneración del cabello, los corticosteroides tópicos o sistémicos, minoxidil y una sustancia llamada antralina, cambian la función inmune en las zonas afectadas.

Tricotilomanía

Los enfermos de tricotilomanía, o trastorno de arrancarse el pelo, tienen una necesidad irresistible de arrancar los cabellos de tu cuero cabelludo, cejas u otras partes del cuerpo, dice Mayo Clinic. El cabello arrancado puede entonces ser masticado o comido o frotarse contra la cara. Las cejas y las pestañas pueden ser áreas calvas, y las áreas escasas y desiguales del cuero cabelludo se notan especialmente en la coronilla. Se ​​cree que la causa es una combinación de genética, anormalidades en algunas sustancias químicas del cerebro y provocadas por el medio ambiente. La tricotilomanía tiende a darse en familias y por lo general se desarrolla en torno a los 12 años en respuesta al estrés. La pérdida permanente del pelo puede ser el resultado del daño a los folículos. El tratamiento incluye terapia conductual, medicamentos, hipnoterapia y biorretroalimentación.

Arreglo excesivo

Arreglarse demasiado las cejas puede resultar en la pérdida permanente del cabello, según un artículo publicado en la edición del 16 de diciembre de 2009, del "New York Times". Depilarse las cejas varias veces daña los folículos pilosos. Una vez que el folículo del pelo está muerto, el pelo nunca volverá a crecer, explica el Dr. Audrey Kunin, dermatólogo citado en el artículo. La pérdida de pelo de las cejas por el arreglo excesivo a veces se trata con un trasplante de ceja utilizando pelo tomado del cuero cabelludo, los brazos o el área púbica. El número de trasplantes de cejas está creciendo. Casi 3.500 se realizaron en 2008.

Más galerías de fotos



Escrito por gianna rose | Traducido por verónica sánchez fang