¿Qué causa los jadeos durante un ejercicio?

El ejercicio es suficientemente difícil por su cuenta sin tener que jadear durante tu rutina. Si jadeas regularmente cuando hacer ejercicio, es hora de hablar con tu doctor, porque la dificultad para respirar puede indicar una amplia variedad de condiciones de salud. También, al incrementar lentamente a ejercicios más intensos, es posible que puedas evitar jadear en absoluto.

Aumento de frecuencia de la respiración

Cuando ejercitas, particularmente cuando estás haciendo rutinas aeróbicas como correr o saltar, tu ritmo cardíaco se incrementa para asegurar que tus músculos y órganos tengan suficiente sangre y oxígeno. A medida que tu rimo cardíaco se incrementa, también lo hace la frecuencia de respiración porque tus pulmones deben asegurarse de que tu sangre sea oxigenada apropiadamente. Para principiantes del ejercicio, esta sensación puede ser incómoda y adversa, y si tienes otra condición de salud, puede que termines jadeando a lo largo del ejercicio.

Asma y aleregias

El asma causa inflamación de las vías respiratorias, y esto puede hacerlas más estrechas, haciendo que respirar sea más difícil. De la misma forma, algunas alergias pueden causar que tu garganta, senos paranasales y pulmones puedan volverse irritados, haciendo que sea más difícil respirar y causen jadeos. La gente con estas condiciones puede luchar con cualquier tipo de ejercicio, pero el ejercicio afuera es más probable que resulte en la exposición a alergenos, incrementando el riesgo de jadeos por las alergias.

Resfrios e infecciones

Una gran variedad de condiciones temporales de salud pueden interferir con tu respiración cuando ejercitas. Las infecciones sinusales pueden hacer que sea más difícil respirar correctamente, mientras que las infecciones como bronquitis o neumonía pueden interferir con tu función pulmonar y achicar tus vías respiratorias. Si experimentas jadeos cuando estás enfermo, simplemente toma unos días libres de tu rutina hasta que te sientas mejor.

Condiciones crónicas

Algunas condiciones crónicas como el reflujo ácido irritan la garganta y vías respiratorias y pueden causar jadeos a medida que tu frecuencia respiratoria incrementa. En ocasiones, el jadeo puede indicar una condición médica seria como el desarrollo de un tumor en tu garganta o pulmones. Problemas con tus cuerdas vocales, incluyendo tumores y movimiento anormal, también puede generar jadeos. Si tu problema de jadeos continúa, pide a tu doctor que haga un examen para condiciones que puedan causar el jadeo.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por lautaro rubertone