¿Qué causa una ganancia de peso rápida e hinchazón?

Si experimentas un cambio rápido en el peso o el apetito, o sufres de hinchazón, deberás consultar a tu médico para que te haga exámenes para descubrir si hay problemas de salud serios. Estate atento a cualquier otro síntoma que experimentes, cualquier cambio en tu dieta y a los medicamentos que estés tomando para ayudar a descartar, o confirmar causas potenciales.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar hinchazón y ganancia de peso porque promueven la retención de fluidos en tu cuerpo. El peso extra a menudo es debido a la inflamación, o edema, producto de este exceso de líquido. Algunos medicamentos reconocidos por provocar una ganancia de peso incluyen los esteroides, los tranquilizantes, algunos antidepresivos y el litio. Si tomas un medicamento nuevo o uno cuyos efectos secundarios incluyan la ganancia de masa corporal, contacta a tu médico si experimentas hinchazón o un cambio en tu peso. En algunos casos, el médico puede ajustar la dosis de medicamento o es posible que tengas que tomar un fármaco adicional para ayudar a aliviar los síntomas.

Falla cardíaca

Si tu corazón no es capaz de bombear sangre de forma efectiva, podrías padecer una insuficiencia cardíaca. Uno de los síntomas prominentes de la insuficiencia cardíaca es la inflamación o hinchazón causada por la retención de fluidos. Esto puede causar falta de aliento debido al líquido que se acumula alrededor de los pulmones, hinchazón en los pies y el abdomen, y una ganancia de peso no intencional. Otros síntomas incluyen la tos, fatiga, dificultad para dormir, palpitaciones cardíacas y pérdida del apetito. El tratamiento para la insuficiencia cardíaca incluye medicamentos formulados y cambios en el estilo de vida, tales como disminuir el consumo de sal y perder peso.

Problemas de las mujeres

Algunas mujeres experimentan una ganancia de peso e hinchazón en los días que preceden inmediatamente a sus periodos menstruales. Esto usualmente es causado por el síndrome premenstrual, o SPM, y puede estar acompañado de dolor de espalda o de cabeza, y de cambios en el apetito y el estado de ánimo. Si estás embarazada, deberás esperar algo de hinchazón y una ganancia de peso regular. Sin embargo, si aumentas más de dos libras (0,91 kg) por semana, ésta podría ser una señal de la existencia de preeclampsia, o presión sanguínea elevada debido al embarazo. Otros síntomas incluyen dolores de cabeza severos, dolor en la sección superior del abdomen, mareos y cambios en la visión.

Causas adicionales

En algunos casos, la ganancia de peso rápida puede ocurrir si comienzas a comer más de forma repentina. Esto resulta más común en las épocas de las festividades invernales si interrumpes tu rutina de ejercicios y dieta. La depresión y la ansiedad también pueden causar que comas más y te ejercites menos de lo normal. Las alteraciones metabólicas u hormonales, tales como el hipotiroidismo o el síndrome de ovario poliquístico, pueden causar una ganancia de peso repentina e hinchazón. La enfermedad de Cushing también puede producir una ganancia de peso rápida, especialmente en la sección superior del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por jhonatan saldarriaga