¿Qué causa fluido en tu rodilla?

El líquido o agua, en la rodilla también se llama derrame de rodilla. Las articulaciones naturalmente contienen algo de líquido para ayudar a lubricar y amortiguar la articulación mientras se mueve. Sin embargo, ciertas situaciones pueden conducir a tener una acumulación excesiva de líquido. Cuando esto sucede, la rodilla puede hincharse, doler y estar rígida, o puede haber decoloración de la piel y hematomas. Un médico puede ordenar hacer radiografías, exámenes de sangre y aspirar algo del líquido para ayudar a determinar la causa del líquido en la rodilla.

Lesiones

Cuando el cuerpo está herido, el sistema inmunológico responde para ayudar a proteger el área. Parte de esta reacción a menudo incluye hinchazón. Las lesiones de rodilla que causan inflamación pueden conducir a tener excesiva acumulación de líquido en la articulación de la rodilla, afirma MayoClinc.com. Esto puede incluir huesos rotos o roturas de los ligamentos, tendones y músculos que soportan la articulación de la rodilla. Analgésicos, estimulantes y medicamentos antiinflamatorios puede tratar el derrame de rodilla por lesiones. En los casos más severos, podría ser necesario drenar el líquido de la rodilla o llevar a cabo una cirugía para corregir el problema subyacente.

Infecciones

Cualquier tipo de infección que afecte a la rodilla puede conducir a la hinchazón y acumulación de fluido en la articulación. Algunas infecciones que pueden causar derrame de rodilla incluyen la enfermedad de Lyme, gonorrea, tuberculosis, brucelosis y formas de artritis infecciosa, advierte la American Academy of Family Physicians. Si una infección es la causa, otros síntomas pueden estar presentes como fiebre, escalofríos, náuseas, calambres en el estómago y pérdida de peso inexplicable. La aspiración conjunta y los análisis de sangre pueden ayudar a confirmar el diagnóstico.

Artritis

Las dos formas más comunes de la artritis, la osteoartritis y la artritis reumatoide pueden afectar a la rodilla y causar acumulación de líquido. En el caso de la osteoartritis, el cartílago de la articulación se desgasta, para que el hueso se frote sobre el hueso. La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunitario ataca al revestimiento sinovial de la articulación. Estas dos enfermedades pueden conducir a tener inflamación, dolor, rigidez y deformidad de la articulación. La gota, que es una acumulación anormal de ácido úrico en una articulación, es otro tipo de artritis y también puede hacer que la rodilla se hinche. Los rayos X, la resonancia magnética y los análisis de sangre pueden ayudar a detectar si la artritis es la causa del líquido en la rodilla y qué tipo de artritis está presente.

Uso excesivo

El entrenamiento o el ejercicio demasiado fuerte, demasiado rápido o más allá de los límites personales puede hacer que la rodilla se hinche y llegue a ser doloroso. Los National Institutes of Health recomiendan que además de entrenar adecuadamente, es importante realizar un adecuado calentamiento y enfriamiento para evitar la hinchazón de la rodilla. La bursitis, una inflamación de los sacos de bursa en la articulación, la tendinitis, que es una inflamación de un tendón en la rodilla, los esguinces de rodilla y las distensiones, pueden causar líquido en la rodilla debido al uso excesivo.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por maria gloria garcia menendez